Home » Economía » Whisky: un negocio embriagante en México

Whisky: un negocio embriagante en México

Los mexicanos consumen cada vez más y mejor whisky. No sólo han crecido las importaciones de esta bebida, sino que ahora se consume por jóvenes y un mayor número de mujeres.

En la última década, la importación de esta bebida creció casi 10 veces, al pasar de 3.5 millones de litros en el 2003 a 34.7 millones al cierre de 2013, según datos del Sistema de Información Arancelaria vía Internet (Siavi) de la Secretaría de Economía.

Y no sólo ha incrementado la cantidad, la calidad del whisky que se consume ahora es mayor, pues los mexicanos están pasando de whiskies denominados blended, es decir, mezclas de varios granos, al consumo de whiskies single malt, hechos con cebada y en una sola destilería.

“México en general es un país de trago largo, es decir, mezcla la debida de alta graduación con un refresco”, explicó Santiago Porrero, director general de William Grant & Sons México.

La empresa es la tercera destilería más grande del mundo y comercializa las bebidas Grants, Glenfiddich, Hendricks y Sailor Jerry, entre otras.

Porrero indicó que el whisky es la tercer bebida de mayor consumo en el país después del tequila y el ron, y México destaca entre las 10 principales naciones consumidoras.

 

“Tradicionalmente el whisky había sido bebido por gente más grande, pero actualmente el está abarcando todos los segmentos de edad. Ahora te encuentras chicos en la universidad tomando whisky, mujeres y señores de 60 o 70 años”, agregó Porrero.

La mayor parte del whisky es importado, pues México tiene poca producción de esta bebida.

Diageo ostenta casi 43% del mercado, con sus marcas Johnnie Walker, con 29.7% de participación y Buchanan’s con 13.7%; mientras que Pernord Ricard Groupe tiene 20.8% del mercado repartido entre Chivas Regal y Passport, con 10.7 y 10.1%, respectivamente.

En tanto que Bacardí, con William Lawson, tiene 6.2% del mercado, de acuerdo con información a 2012 proporcionada por la consultora Euromonitor International.

El año pasado, la venta de bebidas alcohólicas de alta graduación creció 3% y William Grant & Sons creció a doble digito.

Para este año, la compañía estima que sus ventas mexicanas crecerán 30%, pues espera una recuperación de la economía y mayor liquidez por parte de los consumidores.

William Grant & Sons México importa todos sus whiskies, pero fabrica Tequila Milagro en una destilería ubicada en Tepatitlán, Jalisco.

La destilería tiene una capacidad de producción de 1 millón de unidades al año y exporta ese tequila a 15 países, incluyendo Estados Unidos.

Esta año, William Grant & Sons comenzará a importar el whisky Tullamore Dew, ideal para la preparación de cocteles, con el fin de atraer a más mujeres al consumo de esta bebida.

 

CNNExpansión

Comments

comments