Home » Competitividad » Vivir del presupuesto

Vivir del presupuesto

Uno de los factores más importantes para una empresa y especialmente para los PyMEs, es llevar a cabo de una manera muy eficiente el presupuesto asignado durante un tiempo determinado (regularmente un año). Por definición, el presupuesto es el estado de las entradas y salidas de efectivo previstas de la empresa.

El presupuesto es utilizado por la empresa para calcular su requerimiento de efectivo a corto plazo y se presta especial atención a la planificación para los excedentes de caja y de la falta de liquidez.

Gran parte del éxito de una empresa depende de la aplicación del presupuesto tal y como se había planeado. Gastar más de lo estipulado puede obligar a los gerentes a tomar decisiones financieras no adecuadas, ni planeadas para el bienestar de la empresa, y con el tiempo este factor puede provocar una desestabilidad estructural de la compañía y, por ende, su permanencia en el mercado.

Independientemente de las consecuencias al no cumplir con lo presupuestado, se puede argumentar que existen factores tanto exógenos como endógenos que explican las modificaciones o dicho de otra manera ‘‘salirse del presupuesto’’.

Puntos importantes sobre por qué establecer un presupuesto  

  • Primero, podemos decir      que los cambios negativos en las variables macroeconómicos de un país,      como la tasa de crecimiento, la inflación, la tasa de interés, aumento de      precios de materias primas, etc., puede      obligar a un Gerente a aumentar las salidas de efectivo por motivos      inesperados, que pueden suceder en el mercado local. Bajo esta      perspectiva, se puede y debe entender las modificaciones de un Gerente en      cuanto al aumento del presupuesto.

 

  • En segundo lugar, tenemos      factores internos, muchas veces no bien planeados a tiempo, que también obligan a los tomadores de decisiones a aumentar las      salidas de efectivo para poder cumplir con obligaciones de la empresa. Por      ejemplo, el aumento de producción, contratación de personal, compra de      bienes de consumo, etc…

 

Si estas modificaciones no contribuyen a un aumento de entradas de efectivo para la empresa, se recomienda ‘‘vivir del presupuesto’’, ya que cualquier cambio en lo presupuestado que tiene efecto negativo para la empresa puede provocar un deterioro en la estructura financiera de cualquier PyME.

Cabe mencionar que el presupuesto de una empresa es el resultado del acuerdo de todos los gerentes de cada uno de los departamentos en cuanto a salidas y entradas de efectivo. Tratar de no gastar más de lo presupuestado es muestra de una buena planeación por parte de los directores, y sobre todo, es evitar que la empresa, en algunos casos, recurra a préstamos a instituciones financieras y pagar tasa de interés que puede ser nocivo para la buena salud financiera de la compañia.

Fuente pymempresario

Comments

comments