Home » ESTILO DE VIDA » Urgen políticas públicas para revertir gastos y muertes por enfermedades cardiovasculares

Urgen políticas públicas para revertir gastos y muertes por enfermedades cardiovasculares

Sensibilizar a las instancias de salud y tomadores de decisión sobre los beneficios que se puede ofrecer a la población al diseñar e implementar estrategias dirigidas hacia la prevención, tratamiento y rehabilitación de padecimientos cardiovasculares,  fue el objetivo del Foro Ciudadano “Riesgos, costos e implicaciones en la Sociedad y en la Familia Mexicana”, organizado por la Fundación Interamericana del Corazón México (FIC) y la Comisión para la Igualdad de Género del Senado de la República.

Dicho evento contó con la partición de connotados líderes del ámbito médico como Dr. Simón Barquera Cervera, Director de Investigación en Políticas Públicas y Programas de Nutrición; Dr. Jesús Felipe González Roldán, Director General del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE); Dr. Éctor Jaime Ramírez Barba, Secretario de Desarrollo Social y Humano del Gobierno de Guanajuato y ex presidente de laComisión de Salud de la Cámara de Diputados; Dr. Enrique León García, Director de Atención Médica de los Servicios de Salud Pública del DF; Dr. Rafaél Schuchleib Chaba, Tesorero de la Fundación Interamericana del Corazón, Lic. T.F: Yvonne Richaud, Presidente de la Fundación Interamericana del Corazó, la  Sen.Ma. Del Rocío Pineda Gochi,  miembro de la Comisión para la Igualdad de Género del Senado de la República, así como de la Dra. Ana Polanco, presidenta de la Fundación AstraZeneca.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de fallecimiento en México. Obesidad, diabetes, sedentarismo, tabaquismo, hipercolesterolemia, hipertensión y malos hábitosalimenticios son los factores de riesgo que amenazan la salud del mexicano y que ocasionaron 105,710 muertes tan sólo en 2011.

En caso de no tomar acciones de políticas públicas enfocadas en la prevención, implementación programas de concientización y elevación en la calidad de atención en los centros de salud, para el 2015, 20 millones de personas morirán a causa de una enfermedad cardiaca.

A la par que se incrementan los afectados, también los costos asociados al tratamiento de los enfermos, los cuales se calculan en más de $7,121 millones de pesos que representa el 1.6 % del gasto del presupuesto destinado a Salud, por ello la importancia de dirigir las acciones que ayuden a prevenir, detener y revertir  esta incidencia.

Las estrategias planteadas de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud son:

  1. Reducción del riesgo en toda la población: incentivando programas de prevención y salud cardiovascular diseñados a partir de los principales factores de riesgo.
  2. Atención focalizada. Desarrollo de programas destinados a la atención de pacientes de alto riesgo.

Las recomendaciones de prevención son:

·         Presión arterial: considerar antecedentes familiares de la enfermedad. Aumentar el consumo de frutas y verduras. Reducir el consumo de sal y grasas. Hacer ejercicio y evitar el alcohol y el tabaco.

·         Tabaquismo: fortalecer las políticas de control de tabaco: aumento significativo de impuestos, advertencias sanitarias más grandes, ambientes libres de humo en todo el país.

·         Sobrepeso y obesidad: implementación de políticas y programas efectivos de prevención de obesidad que incluyan tanto a niños, adolescentes y adultos, incentivar el deporte y hábitos de vida saludables.

·         Colesterol alto: incentivar hábitos saludables de alimentación. Llevar una dieta baja en grasas animales. Evitar grasas “trans” (las que se mantienen sólidas a temperatura ambiente como la margarina). Aumentar el consumo de pescados azules y frutas y verduras.

·         Diabetes: promover hábitos de vida saludables e impulsar campañas de detección temprana. Educación a pacientes diagnosticados para evitar complicaciones.

·         Bajo consumo de frutas y verduras: informar a la población sobre los beneficios de una dieta balanceada. Promover el consumo de frutas y verduras.

·         Sedentarismo: promover la práctica de actividad física moderada y vigorosa, incluidas actividades deportivas.

·         Alcohol: desincentivar el consumo de alcohol, en especial en adolescentes y jóvenes e impulsar a las organizaciones de atención de adicciones.

Los esfuerzos deben ser conjuntos, tanto sociedad civil como la iniciativa privada y el gobierno y, por ello, una de las acciones que se llevan a cabo es la campaña “Salvemos el Corazón de las Mujeres” que, a través de la detección de los factores de riesgo, busca generar la conciencia de prevención en las mujeres mexicanas, ya que mueren más a causa de infarto y complicaciones cardiovasculares que por cáncer de mama, por lo que es urgente la necesidad de anticiparse y tomar acciones contundentes.

Comments

comments