Home » Competitividad » Tips para secretarias que buscan empleo

Tips para secretarias que buscan empleo

secretariaEn primer lugar y aunque parezca difícil hay que tratar de mantener siempre una actitud optimista y hasta fantasear que se trata de una especie de aventura en la que intentamos demostrar a los posibles empleadores nuestra capacidad y talento.

Es sabido que ante cada oferta laboral son muchos los postulantes que aplican y que, por ese motivo, el objetivo de esa “aventura” que emprendemos es el de sobresalir.

Siempre habrá alguien que tenga más conocimientos, mayor experiencia, entonces no podemos basarnos solamente en eso. Lo que hace la diferencia es la “actitud” a la hora de enfrentar las entrevistas.

Es por ello que cuando nuestra mentalidad positiva comienza a decaer tras la sucesión de entrevistas no exitosas, eso se nota y se nos hace cada vez más difícil conseguir empleo.

Una forma de mantener una buena actitud (y no la única por supuesto) es convencernos de lo que valemos y crearnos una especie de fantasía, un juego, a través del cual nos sintamos realmente seguras de que no somos nosotras las que vamos a beneficiarnos con el puesto al que aspiramos, sino que será la empresa la que se beneficie con nuestra participación en ella.

Está claro que desarrollar esta seguridad es más sencillo cuando se tiene gran experiencia y sólidos conocimientos, pero puede lograrse incluso en los primeros pasos, demostrando que realmente somos capaces de enfrentar desafíos, de aprender con facilidad y de resolver creativamente cualquier situación nueva que pudiera presentársenos.

Este es un tema con muchos puntos para tener en cuenta por lo que, en este artículo, nos limitaremos a exponer algunos puntos importantes y que pueden a veces pasar desapercibidos en la primerísima etapa que es la postulación a una oferta.
¿Cómo lograr una excelente impresión en nuestra postulación?
Cuando una empresa publica una oferta laboral recibe cientos de curriculums en sus casillas de correo.

He aquí algunos pequeños trucos de gran efectividad para que nuestra postulación no sea pasada por alto y genere por el contrario una excelente impresión:
Escribir desde una cuenta de mail cuya dirección sea tu nombre completo

De esta forma será más fácil para el selector identificarnos rápidamente. Tratar de evitar las direcciones que incluyen algún sobrenombre que solemos utilizar para intercambiar correo con nuestros amigos o familiares.

Un mensaje recibido de una dirección del estilo: [email protected] puede resultar poco serio para un empleador demasiado exigente y tal vez solo por ese detalle hasta llegue a descartar de inmediato nuestro mail sin siquiera abrirlo.
Evitar los envíos masivos

Siempre generará una mejor impresión el mensaje que es dirigido exclusivamente a una empresa. Esto demostrará un mayor interés puntual en esa oferta en particular.

Además a muchos selectores no les gusta ver que su dirección de mail aparece junto a otras, por una cuestión de confidencialidad y hasta para evitar la posibilidad de recibir luego correo no deseado.

Si son realmente muchas ofertas a las que deseás postularte y no tenés suficiente tiempo para enviar un mail a cada una, siempre será preferible utilizar el campo de copia oculta para que cada destinatario no pueda ver el resto de las direcciones a las que fue dirigido el mensaje.
El asunto es importante

Lo primero que ve una persona al ingresar a su Inbox es el mail o nombre del remitente y el asunto.

Muchos selectores que no cuentan con demasiado tiempo para leer los cientos de curriculums que reciben suelen hacer un primer filtro en base a los “Asuntos” de los mensajes.

Seguramente si incluís algún texto que resuma tus características principales y, sobre todo, las que se solicitan para el puesto hará que seas uno de los primeros postulantes a quienes tengan en cuenta.

Por ejemplo, si se busca un contador y uno de los requisitos excluyentes es que tenga experiencia, vale aclarar en el asunto “Contador con amplia experiencia” o si se solicita una recepcionista con conocimientos de inglés que viva preferentemente en zona Oeste el asunto podría ser algo así como “Recepcionista bilingüe, residente en zona Oeste”.

Seguramente serán uno de los primeros mails que llamarán la atención y leerán. Es importantísimo también no omitir incluir la referencia cuando una empresa publica varias búsquedas.
¡Cuidado con la ortografía!

No está de más dedicar algunos minutos a la revisión tanto del cuerpo del mensaje como del curriculum en sí para evitar posibles errores de ortografía sobre todo cuando nos postulamos a posiciones entre cuyas tareas esté incluida cualquier tipo de redacción (de cartas, de mails, etc.).

Para que no se nos pase por alto ningún error, es aconsejable utilizar el corrector ortográfico que tienen la mayoría de los proveedores de correo electrónico o tipear los textos primero en Word y utilizar el de este programa.

La otra posibilidad sería que alguien más lo leyera por nosotros antes de enviarlo. Cuatro ojos siempre ven más que dos.
La fotografía siempre

Aunque no la exijan, es aconsejable incluir siempre una fotografía en el curriculum ya que entre dos postulantes con similares características y conocimientos, es muy probable que terminen optando primero por contactar al que incluye una foto en su CV.

Lo ideal es que se trate de una foto estilo carnet en la que nuestra apariencia sea similar a la que tendríamos al presentarnos a una entrevista.

Es decir, es mejor evitar, por ejemplo, cortar y pegar un foto de una fiesta con nuestros amigos o de nuestras últimas vacaciones.
¡Sí a la carta de presentación!

Una carta de presentación, preferentemente breve, redactada en el cuerpo del mensaje, es una buena herramienta para que el empleador se vea interesado en citarnos a una entrevista.

Debe ser personalizada para cada oferta, vale decir, es conveniente que incluya sobre todo una clara mención de aquellas condiciones que solicitan de los postulantes y que cumplimos a la perfección.

En conclusión, aunque pareciera que tener en cuenta todos estos puntos a la hora de postularnos a distintas ofertas laborales podría insumirnos gran cantidad de tiempo, bien podría decirse que ese mismo tiempo será el que ahorremos al conseguir un empleo mucho más rápido que si desatendemos estos detalles que hacen la diferencia.

Comments

comments