Home » Consuma Responsabilidad » Sobrevive a las fiestas navideñas

Sobrevive a las fiestas navideñas

A veces la conjunción de dos factores comunes en esta época puede provocar malas decisiones: el dinero y la emoción por las festividades de Fin de Año.

Y es que esa emoción nos puede llevar a gastar sin ton ni son,  sin pensar antes de adquirir ese producto si realmente lo necesitas o sólo lo quieres.

Para Alan Gómez Marín, director de ventas de Principal Afore, la idea es no tomar decisiones permanentes con emociones temporales.

Y es que las tentaciones que podemos encontrar en las tiendas son muchas, pero debes apelar a tu racionalidad para que no termines con más deudas de las que ya tienes.

Es común que te digan que el aguinaldo debes aprovecharlo en pagar tus deudas, hacer mejoras en tu casa o invertir ese dinero, pero aunque las decisiones financieras las entendemos de manera racional, actuamos en forma emocional, asegura Gómez Marín, entonces, por qué no piensas en hacerte un regalo.

Sí, un regalo que sea como dejar olvidado un billete de 500 pesos en tu pantalón, pero que encontrarás 30 años después y que te generará intereses. Es sacrificar el consumo presente, por el consumo futuro.

Pero las compras ya comenzaron, así que el programa de educación financiera de MasterCard, Consumo Inteligente te comparte consejos para sobrevivir a las festividades sin gastar en exceso, para que el espíritu navideño no afecte tu cartera y recibas el próximo año sin deudas.

Que no te gane la emoción de comprar

 

Planificar: Para hacer mejores compras, realiza una lista de lo que realmente se necesita y verifica qué hace falta en casa y para el uso personal, así se evitarán las compras por impulso.

Para comprar obsequios realiza una lista de todas las personas a las que les dará regalos y asigna cuánto será la cantidad a gastar como máximo en cada una.

Comparar precios. Verifica cuánto cuesta lo que se planea comprar, compara los precios y revisa que los descuentos representen un ahorro. Ante cualquier irregularidad hay quw recurrir a la Procuraduría Federal del Consumidor.

No esperar hasta la última hora. Muchos tienen el hábito de dejar las compras y reservas para el último momento. Si eres uno de ellos, además de encontrar las tiendas llenas, pagarás todo más caro y correrá el riesgo de no encontrar lo que buscabas.

Hacer un presupuesto. Verifica lo que se va a comprar, haz cuentas y revisa tu capacidad para gastar, si vas a viajar contemplar desde cuánto sale el pasaje o la gasolina para los traslados, cuánto se invertirá en: desayunos, almuerzos, cenas, regalos y otros gastos imprevistos. Contemplar cuánto saldrá un hotel o si es mejor alquilar una casa junto con amigos o familiares; también es importante destinar un porcentaje para los días después de la fiesta. Respetar el presupuesto es fundamental para que el disfrute no se convierta en angustia a final del año. Las fiestas decembrinas no deben representar un peligro para las finanzas.

Ahorrar: Es importante destinar una cantidad de dinero cuando lleguen los ingresos y ajustar el presupuesto. Si se quiere definir cuánto se tendría que ahorrar diariamente para los regalos de diciembre, viaje y/o cenas, recomendamos usar la calculadora de los sueños de Consumo Inteligente  y tratar de administrar nuestros ingresos para el próximo año.

Guardar tickets y garantías. Si se van a adquirir regalos, adornos, o se aprovechara para renovar aparatos de la casa, es importante guardar los tickets y sellar las garantías, por si se tuviera que realizar un cambio.

Usar el crédito responsablemente. Si se planea comprar a crédito, recuerda no sobrepasar tu capacidad de pago, lo recomendable es que no pase del 30 por ciento de tus ingresos. Además, verifica la fecha en la que se debe pagar para no generar recargos. Respetar tus límites del pago es siempre la mejor alternativa para aprovechar verdaderamente estas fiestas, sin correr el riesgo de terminar el mes endeudado.

 

Comments

comments