Home » Competitividad » Seis consejos para manejar tu dinero a los 20 años

Seis consejos para manejar tu dinero a los 20 años

“Juventud divino tesoro”, asegura el dicho popular y, aunque a tu edad es normal que quieras comerte el mundo, es necesario que también la aproveches para forjar un patrimonio, por dos razones:

1. La primera, no serás joven por siempre, así que ahora es cuando.

2. La segunda es que no tienes compromisos económicos, la mayor parte de tus ingresos los gastas en ti, y cuando ya no vives con tus papás en renta, pero seamos sinceros, seguramente no le das un espacio al ahorro en tu presupuesto.

Conseguir tu primer trabajo es una excelente forma de iniciar un ciclo de responsabilidades, de acuerdo con información de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), seis de cada 10 mexicanos afirma haber comenzado su experiencia laboral a los 20 años o antes.

A muchos adultos de hoy, nadie les enseñó cómo administrar su dinero cuando comenzaron su carrera en el mundo laboral, tu generación es distinta pues la educación financiera se ha convertido en ocupación de muchos sectores, así que aprovéchala.

Puntos a tomar en cuenta según la Condusef
1.- Realiza un presupuesto. Esta herramienta es indispensable para manejar adecuadamente el dinero, no importa si tienes 20 o 50 años, tanto así que el vocero de la Sociedad de Información Crediticia, Buró de Crédito, Wolfgang Erhardt Varela, lo ha llamado el rey de las finanzas personales, porque asegura que te permite conocer tus límites, y cuando los conoces tendrás más cuidado de no rebasarlos, los respetarás.
Además no es tan difícil realizarlo, sólo tienes que poner por escrito, cuáles son tus ingresos y gastos. No olvides el ahorro, de hecho, debe ser el primer gasto fijo en el que incurras.

2.- Establece metas. ¿Qué quieres lograr? Si vives con tus papás, tal vez quieres independizarte. Más adelante a lo mejor piensas comprar un coche o un gadget que te ha gustado, todo ello es posible, sólo necesitas visualizarlo.

Además de ponerte metas debes establecer el periodo en el que piensas o quieres llevarlo a cabo. Sofía Macías Liceaga, especialista en finanzas personales, asegura que entre más específicas sean tus metas será más fácil que dejen de ser un deseo. Es importante que establezcas un plan, ¿qué acciones tendrás que tomar para cumplirlas? Dejar de realizar ciertos gastos, reducirlos, puede ser una opción.
3.- Genera un fondo de emergencia. La precaución no es un don de los mexicanos, pero es algo que se debe tener en cuenta siempre, las enfermedades o accidentes no avisan, o cualquier imprevisto por eso se llama así.

Es necesario que tengas un guardadito para estas ocasiones, esto servirá para que no tengas que tomar tus ahorros para solventarlas.
Puedes conformarlo poco a poco, Sofía Macías recomienda que tengas por lo menos seis meses de sueldo para cualquier eventualidad. No tienes que generarlo de un jalón, cada mes dentro de tu presupuesto determina una cantidad, cuando lo hayas completado puedes dedicar ese dinero a otra cosa.

4.- Ahorra para el retiro. Aunque esta etapa suena lejana, no te debe ser ajena. Según cálculos realizados por Principal Financial Group, una persona a la que le faltan 40 años para jubilarse sólo tiene que ahorrar aproximadamente 19% de su sueldo, el tiempo es determinante, entre más tarde comiences, más tendrás que aportar.

Aquí una cifra que no te gustará, las personas que se están jubilando en estos momentos y no realizaron aportaciones voluntarias para su retiro, sólo tendrán 30 por ciento de su último sueldo como pensión. No te preocupes, mejor ocúpate, estás en el mejor momento para hacerlo.

5.- Elige tus deudas. El crédito bien utilizado es un aliado, no lo conviertas en un enemigo pagado todo con él, más ahora cuando comenzarás a generar un historial crediticio.

De ser posible conviértete en totalero, ello se refiere a que pagues el total de los consumos que hagas en un mes, así evitarás intereses. Escoge tu primera tarjeta de crédito acorde a tus necesidades, ¿para qué quieres una que te otorgue millas, si no viajas de manera constante?
Siempre habrá una que se ajuste a tus ingresos y capacidad de pago, pero para encontrarla debes comparar, no aceptes la primera que te ofrezcan.

6.- Contrata un seguro. Y es que como afirma la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) “nada es seguro, tu seguro sí”.
Nadie está exento de un accidente o una enfermedad, y un seguro sirve para transferir el riesgo a una aseguradora.
Conoce cuál es tu estilo de vida, imagina los estragos que podría causarte no poder trabajar por un accidente, ésta es una de las causas por las que las familias llegan a perder su patrimonio. Puede ser un seguro de vida, de gastos médicos mayores, uno que tenga componente de ahorro. Conoce primero los productos y así podrás decidir contra qué te quieres proteger.

Comments

comments