Home » Competitividad » Qué hacer si te ofrecen un trabajo temporal

Qué hacer si te ofrecen un trabajo temporal

¿La corta duración de los empleos es una ventaja o forma parte de una precariedad laboral?. ¿Qué ocurre con los derechos laborales de los empleados y qué tipo de personas se verían más perjudicadas o beneficiadas con esta modalidad de trabajo?
Las agencias de trabajo temporal se encargan de conseguir empleados para las empresas que necesiten personal cualificado para una determinada tarea y por un tiempo específico.

Entre los servicios que ofertan, el más destacado es el de la formación que hacen a los futuros profesionales.

Entre la ventaja más relevante para quienes estén en la búsqueda de una oferta laboral, se encuentra el hecho de inscribirse en las agencias y ellas se comprometen a buscar las posibilidades que más se acerquen a los conocimientos y profesiones de los trabajadores, quienes no deben disponer de mucho tiempo y buscar por cuenta propia lo cual resulta siempre mucho más complejo y agotador.

Otro de los beneficios es que si todo marcha bien y el empleado cumple con las expectativas de la agencia temporal y de la empresa que contrata sus servicios, la posibilidad de obtener un empleo fijo es una probabilidad.

Quienes más se benefician de esta modalidad de empleo son las amas de casa y los estudiantes ya que hay un sector social que por motivos puntuales puede estar requiriendo un empleo por poco tiempo y ésta es la oportunidad que más les conviene.

En cuanto a las desventajas, sin dudas, la primordial es la inestabilidad laboral ya que el saber cuándo terminará el contrato crea mucha inseguridad y en la mayoría de los casos, este agravante no deja que la persona se desarrolle profesionalmente en óptimas condiciones por estar pensando en esta situación.

Los salarios suelen ser precarios, pero al no haber alternativas más interesantes, los empleados no tienen más opciones que las de aceptar las condiciones que en muchas circunstancias son injustas y que obligan a la persona a buscar un trabajo complementario.

El contrato, al hacerse con la empresa de trabajo temporal, impide que el trabajador pueda beneficiarse de retribuciones o primas.

Tampoco es posible gozar de vacaciones pagas, salvo que el contrato sea por un tiempo indeterminado.

En este caso, la persona podrá disfrutar de los mismos derechos que el resto de empleados fijos en plantilla: vacaciones pagas, baja por maternidad o baja por enfermedad.

En cuanto a la integración con los demás compañeros, los contratos temporales también imposibilitan que exista una verdadera compenetración con los colegas.

La falta de motivación por todos estos motivos es un hecho para todos los opten por esta alternativa que tanta promoción tiene hoy en día.

“Las leyes que dicta el mercado hoy tienen que ver con el trabajo temporal y precario. Lo que ocurre es que en muchas oportunidades, sobre todo para los jóvenes, no hay otra manera posible de insertarse en el ámbito laboral.

Es como pagar un derecho de piso, tolerar durante unos meses, hacer lo mejor posible para que luego la empresa pueda hacer un contrato directo y mejorar las condiciones”, recomienda la Licenciada en Recursos Humanos, la española Montse Páez Agustí.

Las profesiones o las actividades que más se benefician de los contratos cortos son aquellas relacionadas con el turismo y la hostelería.

“Durante el verano, siempre se pide personal para las zonas de veraneo y para cubrir vacantes de camareras, recepcionistas, guías de turismo, monitores y asistentes.

El verano es una buena posibilidad para ir insertando los currículos en las bases de datos de diferentes agencias, sobre todo si se desea obtener el primer trabajo e intentar hacer una primera entrada al mercado laboral”, comenta la profesional.

Las crisis económicas crean nuevos esquemas de contratación. No hay que cerrarse a ninguna propuesta, pero tampoco dejar que se aprovechen de uno por el hecho de no tener un empleo.

La experiencia me indica que si el camino elegido por una persona es aquel que tiene a una agencia de trabajo temporal de por medio, hay que intentar resistir unos meses, pero siempre tener en mente la posibilidad de quedar fijo en plantilla y esto solamente puede ocurrir si los superiores ven que se tiene una buena capacidad para responder con las tareas diarias”, destaca la especialista.
Aunque cada agencia, dependiendo del país donde se esté puede tener reglas propias, es conveniente considerar que en la mayoría de los países:

1.- Al finalizar el contrato con la empresa de trabajo temporal, el trabajador tiene derecho a cobrar el desempleo, en función del período cotizado.

2.- Si se está contratada y embarazada, la agencia tiene derecho a contratar a otra persona para su reemplazo, pero seguirá beneficiándose de la totalidad en las cuotas de la seguridad social.

Comments

comments