Home » Competitividad » Qué hacer cuando tu padre es tu jefe

Qué hacer cuando tu padre es tu jefe

Trabajar con la propia familia puede ser una ventaja en tiempos de crisis y falta de trabajo, pero también hay que saber aprovechar la oportunidad para no comenzar a tener una mala relación con los familiares.

“Es bastante habitual en las empresas familiares que pasen de padres a hijos y que todos trabajen en un mismo oficio.

Por tal motivo, hay que intentar mantener los buenos modales y un comportamiento adecuado más allá de que no se esté mucho de acuerdo con las obligaciones o decisiones a seguir”, sostiene la gerente de recursos humanos de una empresa de telefonía en Argentina Carolina Torres, quien trabaja con sus padres y una hermana.

Recomendaciones para trabajar con tu padre

  • · Hay que comenzar a familiarizarse con los roles que hay fuera del hogar. En el trabajo, el padre deja de serlo y se convierte en el empleador. Hay que seguir sus instrucciones y mantenerse lo más alejado posible de la relación de parentesco”, comenta la trabajadora.
  • · Otra de las sugerencias fundamentales es no llevar al hogar los problemas de trabajo y viceversa. “Es complejo y al principio es inevitable que se hable durante la cena o los fines de semana de lo que hay que hacer de trabajo en la semana, pero con el tiempo se van estableciendo y aceptando los límites”, opina Torres.
  • · No se debe exigir más o menos a un hijo. “Al principio se intenta proteger al familiar. Hay que tratarlo como una trabajador más y no hacer preferencias, sobre todo si es una empresa grande y hay más empleados que no tienen que ver con la familia”, sostiene la profesional.
  • · Es importante tener en cuenta que en caso de estar enfermo o necesitar un día libre para trámites de índole personal, hay que hacerlo correctamente pasando por los canales necesarios.

    “Muchas veces se cree que por ser el hijo del jefe se podrá disponer del tiempo que se necesite sin avisar con anticipación, pero ambas partes se tienen que adaptar para que funcione el negocio y para evitar problemas en casa”, recomienda Torres.

  • · Tener una buena relación de base es clave para poder establecer una buena relación en el trabajo. “Va a ser muy difícil que un padre y un hijo que se llevan mal puedan funcionar en un proyecto laboral juntos. Hay que tener los límites claros, pero también la relación que se tiene que entablar para lograr eficacia y buen rendimiento”, finaliza diciendo la especialista.
  • · Si la relación laboral no funciona, o el hijo no se siente cómodo por no sentir que se quiere dedicar a la misma profesión que su padre, no tiene que verse como un fracaso.

    Cada uno tiene sus preferencias y hay que respetarlas sin que esto sea entrar en un conflicto. Esta quizás sea la más compleja de las estrategias que hay que tener bien en claro para que no se dañe la relación personal, la más importante de todas.

Comments

comments