Home » Competitividad » Pros y contras de un dólar caro para su bolsillo

Pros y contras de un dólar caro para su bolsillo

dolar caroVacacionar en Estados Unidos se ha vuelto todo un tema por su costo. ¿Se le antojó uno de los famosos hot-dogs de La Gran Manzana? Sorpresa: ese gusto de tres dólares representa más de 45 pesos, de ahí que no sea un gran momento para viajar al país vecino.

Por el contrario, supongamos que una empresa exporta una factura de 1,000 dólares en artesanías; cuando se le pague esa cantidad y lo convierta al tipo de cambio mexicano obtendrá más pesos por su exportación sin que haya aumentado un solo centavo al proceso de producción; “esto tiene felices a los exportadores, pero enojados a los que importan”, advierte Raymundo Tenorio, académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Como podrá percatarse, un dólar caro no puede tener contento a todo el mundo, ya que así como es una oportunidad para algunos, para otros no queda más que, o bien mantener una postura defensiva, o sólo cuidar ciertos hábitos de consumo.

¿Dónde nos encontramos?
Hace un par de semanas el dólar tocó los 16 pesos por unidad, y con ello, muchos temores se desataron. Esto, coinciden analistas, más que una depreciación del peso mexicano ha sido un fortalecimiento de la moneda estadounidense, el cual no sólo se espera que se mantenga, sino que se atenúe conforme avance el año, manteniéndose en el rango de entre 15.70 y 16.00 pesos por dólar.

“Se espera que la tasa de interés en Estados Unidos subirá, lo que hará atractiva la inversión en dólares justo en el momento en el que todo mundo baja sus tasas por la debilidad económica. Si Estados Unidos es prácticamente el único país que subirá su tasa y los demás la mantendrán o bajarán, eso lo hace más interesante para invertir”, detalla Jonathan Heath, vicepresidente de estudios económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Para la moneda estadounidense no queda más que esperar a que se fortalezca lo que resta del año, por lo que el peso recuperando terreno en el corto plazo no es un escenario factible por el momento.

Mejor consumir nacional, y con moderación
Quizá el mayor beneficio que un dólar fuerte le puede ofrecer como consumidor se verá reflejado en las remesas, pues tendrán un mayor valor una vez que se cobren en pesos mexicanos.

Sin embargo, la recomendación es no confiarse en el alto rendimiento de la moneda estadounidense y mantener un gasto moderado.
Su patrón de gastos como consumidor definirá cómo podrá verse afectado en otros rubros; si gasta en productos importados, puede verse más perjudicado. Por ello, consumir productos nacionales es un desahogo para su bolsillo, y si ya lo hace, el impacto del dólar sería marginal. Asimismo, si viajará piense su destino, pues Estados Unidos se ha convertido en un atractivo caro, por lo que puede explorar otras opciones.
Además, es recomendable que no se endeude con tarjetas denominadas en dólares y compre boletos de avión con anticipación, si vacacionará en el extranjero.

“No tenemos una bola mágica que indique en cuánto estará el dólar a final de año, pero sí hay certeza de que no bajará, por lo que conviene anticiparse”, comenta Tenorio.

Asimismo, en el caso de que exporte productos, si bien hacerlo le generará más ganancias al cobrar en dólares su venta, es recomendable que verifique qué materias primas en el proceso de elaboración de su producto podrían encarecer, y cómo esto reduciría su margen de ganancias.
Inversiones, con resultados mixtos

Invertir en dólares genera ganancias por el menor atractivo de monedas como el euro, por ejemplo. En estos momentos es un activo de inversión seguro y demandado, comenta Tenorio.

Por ello, dependiendo de cómo haya colocado previamente sus activos puede optar por instrumentos de inversión que le ofrezcan cobertura ante la fortaleza del dólar, pero también aprovechar esto para entrar en el mercado internacional con dólares, por ejemplo.

“Un dólar fuerte beneficia a quienes invierten en bonos del tesoro en Estados Unidos. Nuestras afores, por ejemplo, tienen permitido invertir hasta 20% de nuestros recursos en el mercado internacional, por lo que seguramente están en busca de instrumentos en dólares (…) El oro es otra buena opción, pues se cotiza en billetes verdes”, ejemplifica el académico del ITESM.

Si invertirá en dólares, no lo haga de manera especulativa. “Supongamos que compra dólares para venderlos en diciembre. Quizá no convenga si la diferencia entre el precio de compra y venta puede darle una ganancia de cero”, advierte Tenorio, por lo que lo conmina a invertir a través de una sociedad de inversión, que junto a otros ahorradores de su banco o Casa de Bolsa compre instrumentos en dólares.

En este sentido, colocar parte de sus activos en instrumentos en dólares puede tener resultados mixtos, sobre todo en el mercado bursátil.
“Si invierte en la Bolsa hay empresas que pueden salir ganando a raíz de la depreciación del peso, y otras que pudieran perder; no hay una regla práctica que aplique para todos, sino que habría que revisar empresa por empresa para ver cómo cada una se vio afectada por la volatilidad en el tipo de cambio”, enfatiza el experto del IMEF.

Por ello, Heath comenta que para minimizar el riesgo diversifique; es decir, no coloque toda su inversión en un solo instrumento. “Si se cubre totalmente contra el dólar pero éste se normaliza, podría terminar perdiendo; por eso conviene diversificarse, es la primera regla de finanzas”, añade.

De este modo, si el tipo de cambio eventualmente se normaliza podrá recuperar sus inversiones. A largo plazo, la Bolsa es de los instrumentos que más rendimientos da, así que vale la pena ser pacientes, exhorta Heath.

Ahora que lo sabe, prevenga
Se espera que el dólar no baje en lo que resta del año, por lo que es un buen momento para que, como consumidor, empresario o inversionista, vea qué postura mantener respecto al alza de los billetes verdes.

Consumidor
– Si viaja al extranjero, no se endeude con tarjetas denominadas en dólares.
– El aumento en el valor de las remesas puede ser momentáneo, así que mantenga un gasto prudente de estos montos.
– Consuma nacional; los productos importados encarecerán, lo que en conjunto puede ser un peso importante para su canasta básica o gustos personales.

Empresario
– Pague sus deudas con anticipación, pues la volatilidad de la moneda puede traerle consecuencias.
– Si exporta algún producto, ofrezca precios competitivos, pues son varios los países que aprovecharán un dólar fuerte.
– Consulte con un experto qué materias primas pueden encarecer a raíz de la fortaleza de la moneda estadounidense.

Inversionista
– Diversifique su portafolio de inversiones.
– Si invierte en Bolsa, consulte cada una de las empresas en las que tiene colocados sus activos para saber si se verán afectadas por el dólar, y en qué medida.
– Opte por instrumentos de inversión en dólares; es un mercado muy cotizado, y puede generarle grandes rendimientos
Fuente:el economista

Comments

comments