Home » ESTILO DE VIDA » ¿Por qué Marissa Mayer aún no ha salvado a Yahoo?

¿Por qué Marissa Mayer aún no ha salvado a Yahoo?

Marissa Mayer ha generado mucho alboroto en torno a Yahoo durante el año y medio en el que se ha desempeñado como directora ejecutiva de la compañía.

Un nuevo logotipo, aplicaciones rediseñadas, adquisiciones llamativas y algunos beneficios adicionales para los empleados, similares a los de Google, han elevado parcialmente las acciones de Yahoo por casi un 130% desde que Mayer se hizo cargo en julio de 2012.

Sin embargo, debajo de esa capa de pintura fresca hay una estructura central que todavía va en decadencia. El ejercicio de Mayer ha hecho poco por mejorar la suerte de Yahoo, ya que el negocio principal de la compañía se sigue viendo afectado.

Más de tres cuartos de los ingresos de Yahoo vienen de búsquedas y “exponer” anuncios (banners y anuncios en videos), pero ambos negocios están luchando por salir adelante. Las ventas de estos dos tipos de anuncios han bajado cada trimestre de este año. En general, los ingresos de Yahoo han permanecido fijos durante los últimos tres años.

Entonces, ¿a qué se debe el comportamiento de las acciones de Yahoo?

Los analistas dicen que la razón principal es la inversión que Yahoo hizo en el ultra llamativo gigante del comercio electrónico chino, Alibaba, el cual se está preparando para salir a la bolsa. El mes pasado, Yahoo reveló que las ventas del segundo trimestre de Alibaba subieron un increíble 61% durante el año, y el ingreso neto se elevó en un 145%.

“Ahora mismo podría decir que el valor de la acciones de Yahoo es 75% activos asiáticos, 25% Marissa Mayer”, dijo Victor Anthony, analista en Topeka Capital Markets.

El analista Scott Kessler de S&P Capital IQ estuvo de acuerdo: “El entusiasmo que rodea a Mayer es el impulso N° 2, pero no creo que se acerque a la importancia de esas percepciones alrededor de Alibaba”.

Esa opinión del analista puede sonar sorprendente, dada la celebración pública de todo lo que Mayer hace.

Casi todas las decisiones que Mayer toma —desde la duración de su propia licencia de maternidad hasta proporcionarle a los empleados de Yahoo iPhones de la compañía— llaman la atención. Ese tipo de atención es muy diferente de los no tan lejanos días en los que Yahoo era simplemente un avejentado portal de Internet.

“Tienen una estrella dirigiendo la organización, y eso hace una diferencia”, dijo Anthony.

Es cierto que el nombramiento de Mayer como directora ejecutiva ayudó a inyectarle a Yahoo el entusiasmo que era tan necesario, tanto desde una perspectiva de cultura empresarial como de cobertura de prensa. Mayer ha sido responsable de recompras de acciones y grandes adquisiciones, concretamente la compra de la popular plataforma de blogs Tumblr, lo cual ha ayudado a impulsar el perfil de la compañía.

Sin embargo, ninguno de esos movimientos ha abordado el hecho de que Google y Facebook están acaparando la posición que Yahoo tuvo como la entidad dominante en el mercado de la publicidad en línea.

Afortunadamente para Mayer, los inversores hasta ahora no han tenido problemas en ignorar los escuetos resultados de Yahoo mientras esperan beneficiarse de la salida a la bolsa de Alibaba.

“Parece que los inversores no están demasiado preocupados, o incluso alarmados en absoluto, por la falta de crecimiento”, dijo Kessler, el analista de S&P Capital. “Los hechos son los hechos a ese respecto, pero las acciones siguen subiendo”.

Eso le ha dado tiempo a Mayer para encontrar una solución para el futuro de Yahoo, comentó Anthony, el analista de Topeka Capital.

“Sin embargo, sigo pensando que ha hecho bastante, incluso si la compañía todavía no ha dado un giro significativo”, agregó.

Los analistas no esperan ver un cambio radical en Yahoo a corto plazo.

“Yahoo sigue siendo un trabajo en progreso”, dijo Anthony. “El negocio se atascó en punto neutro, no está empeorando pero es evidente que no está mejorando. Está claro que todavía hay mucho trabajo por hacer”.

Comments

comments