Home » Competitividad » Por qué las mujeres ganan menos que los hombres

Por qué las mujeres ganan menos que los hombres

mujeres ganan menosEl salario promedio de las mujeres continúa siendo menor que el de los hombres a pesar de que año con año se ha incrementado, pero es posible que la principal razón que mantiene esta situación de inequidad dependa más de las propias mujeres.

De acuerdo con un estudio realizado por Instituto de Investigación sobre Políticas de la Mujer (IWPR, por sus siglás en inglés), durante 2013, las mujeres en Estados Unidos ganaron en promedio el equivalente al 82.1% del salario promedio de los hombres.

De acuerdo con el estudio, no es que los hombres estén ganando mucho más sino que los salarios de las mujeres no crecen con la rapidez que deberían, entonces ¿a qué se debe esto?

De acuerdo con The Atlantic la discriminación de algunos empladores sigue latente, así como la tendencia a compensar a quienes están dispuestos a sacrificar su vida personal en favor del trabajo, algo que afecta a aquellas mamás que deben abandonar la oficina a las cinco de la tarde para atender a sus hijos.

Pero una tendencia clara es que las mujeres siguen eligiendo carreras donde el salario es menor, dejando profesiones como la de ingeniero en manos de los hombres.

Los trabajos de ‘hombres’ pagan mejor. De acuerdo con el  Buró Laboral de Estadísticas de Estados Unidos, el sueldo anual de un programador alcanzó los 74,000 dólares en 2012, mientras que una maestra de preescolar ganó 53,000 dólares anuales.

En México, un programador gana en promedio un salario de 9,126 pesos mensuales, de acuerdo con datos del Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo; en tanto un maestro de nivel preescolar percibe en promedio 7,473 pesos.

“Si las mujeres cambiarán a puestos que son ocupados tradicionalmente por hombres, sus salarios subirían”, aseguró a The Atlantic Heidi Hartmann, presidenta del IWPR.

Sin embargo, también hay problemas más relativos cuando aún prevalece la creencia de que hay trabajos que no pueden realizar las mujeres y es entonces que alguna termina siendo trabajadora social no por verdadera vocación, sino porque ‘alguien’ le dijo que no podía ser ingeniera.

Comments

comments