Home » ESTILO DE VIDA » Policía en México reclutará tecnología para el combate al crimen

Policía en México reclutará tecnología para el combate al crimen

Otro día de caos víal en la Ciudad de México. Manifestantes y granaderos, unos frente a otros. Pero estos no son elementos policiacos comunes. Su vestimenta está acompañada de unos curiosos lentes que no son Google Glass, pero que han sido desarrollados para comandos armados, y que podrían ser comunes en México en 2014.

El equipo que da a los policías la imagen de Robocops, o personajes de videojuegos, consiste en una cámara de menos de 10 centímetros, que se adapta a unos lentes, se conecta a un dispositivo donde se guardan horas de video, que pueden ir hasta a ocho, y así los agentes que la porten graban todo tipo de actividad, incluso agresiones, durante grescas como las que se dan en las manifestaciones.

Los videos donde los ciudadanos son agredidos han circulado en las redes sociales y medios. Sin embargo, son pocos los casos que se conocen del lado contrario, como aquel policía incendiado por la explosión de una bomba molotov en la tradicional marcha del 2 de octubre.

“Este dispositivo es para rendición de cuentas y para aumentar el profesionalismo de las fuerzas de seguridad pública, además de que iguala el campo de juego para los policías”, dijo a Excélsior Gricha Raether, director de Operaciones de Cima Strategies, distribuidora en México de Taser, firma que inventó la línea de equipos de seguridad Axon, a la que pertenecen los lentes AxonFlex, los cuales se negocian para que las autoridades mexicanas sean sus nuevos clientes.

Ecosistema sin corrupción

Sin embargo, los equipos no son algo tan simple como solamente unas cámaras en los lentes. Se trata de todo un ecosistema alrededor de ellas, pues cuando el agente deposita sus grabaciones, las cuales no puede manipular, van a parar de forma encriptada a la nube de la compañía, para lo cual la firma tiene centros de datos en Brasil, Irlanda y Estados Unidos.

Actualmente el equipo Axon es utilizado en Estados Unidos, y desde principios de este año en Colombia y Brasil, donde la legislación ha sido cambiada para que los videos se acepten como evidencia en los juicios.

En México, a pesar de que este tipo de material no se puede presentar como prueba, para Raether, el simple conocimiento por parte del agente de que sus conductas están siendo grabadas, provoca un cambio en las mismas, por ejemplo, disminuye corrupción.

“En Río de Janeiro esta tecnología ha servido para mejorar el comportamiento de los policías, y para la reducción de fuerza. Este tipo de equipos tiene una forma inconsciente de entrar a la mente”, dijo a ExcélsiorDel Ruiz, gerente de América Latina y el Caribe de Taser, firma famosa por las pistolas inmovilizadoras.

Agregó que de cerrar tratos con las agencias de seguridad pública de México –en Yucatán tuvieron pruebas piloto con diez cámaras–, podrían instalar un centro de datos en el país.

Comments

comments