Home » Competitividad » Para no arrancar ahorcados: Usa bien tu dinero

Para no arrancar ahorcados: Usa bien tu dinero

usa bien tu dinero1. Cuidar el ingreso. Todo parte de mantener una estabilidad y, de ser posible, incrementar el flujo de recursos económicos que llega al hogar.

2. Realizar una planeación cuidadosa de los gastos. Al igual que las empresas, en las finanzas personales es prioritario evaluar hacia donde deben orientarse las erogaciones a realizar, cuales son los aspectos necesarios y en que podemos diferir el gasto.

3. Evitar contraer deudas de largo plazo, aquellas que comprometen los flujos futuros de dinero. Recordar que la deuda nunca debe superar los tres meses de ingreso salarial.

4. No endeudarse innecesariamente. Recurrir a los préstamos solamente para cuestiones necesarias, no incorporarlas al patrón de gasto familiar.

5. Evitar tasas de interés flexibles. Es preferible conocer los pagos a realizar, es decir, que éstos sean fijos para no tener incertidumbre.

6. No contratar créditos con usureros. Hay préstamos que superan las tasas de interés del 100%, y las cuales rebasan incluso el ingreso del prestatario.

7. Tener un ahorro precautorio. Un ahorro que permita hacer frente a contingencias y no obligue a las personas a endeudarse.

8. Comparar precios. Esta medida permite no pagar más por aquello que se encuentra más barato en otro lugar o bien comprar un producto que cumpla con la misma función pero con menor precio.

9. Evitar realizar el llamado “gasto hormiga”. Evitar comprar a diario aquello que cuesta poco pero que en conjunto suma una gran cantidad como cigarros, propinas, dulces, etc.

10. La tarjeta es crédito es un préstamo con tasas de interés elevadas, por lo que su uso debe ser con estricta responsabilidad y solo para gastos necesarios.

11. Si se tiene un débito en tarjeta pagar más del mínimo para no generar intereses ni caer en mora.

12.Tener pocas tarjetas para evitar perder el control de los gastos. El objetivo es controlar las finanzas no que ellas te controlen.

13. Ahorrar para gastos futuros que se conocen, por ejemplo vacaciones, inscripciones a escuelas, seguros médicos, seguros de vida, etc.

14. Buscar alternativas de entretenimiento sano, de convivencia e integración y que por su naturaleza son más económicos, por ejemplo ir a los parques, pasear en bicicleta etc., en donde pueden llevar comida y bebida preparada en casa.

15. Mandar el lunch a la escuela y al trabajo. Realizar menores consumos de alimentos y bebidas fuera de casa.

16. Tener precaución para, en la medida de lo posible, disminuir la probabilidad de accidentes que causen gastos inesperados.

Comments

comments