Home » Competitividad » Introduzca en su empresa, pago por desempeño

Introduzca en su empresa, pago por desempeño

Este sistema busca que los empleados hagan suyos los objetivos de la empresa

Crear un sistema de compensaciones con el objetivo de retener talento dentro de las empresas se ha transformado en una herramienta eficaz de la alta dirección para influir sobre el comportamiento de sus principales directivos y conseguir las metas deseadas.

No se trata de sólo de incentivar para conseguir resultados. La clave es conseguir que el empleado asuma la estrategia de la empresa como objetivo propio.

La esencia del sistema de incentivos

Tiene que estar diseñado en función de la estrategia de cada empresa. A su vez, debe poder medir el avance propuesto por ésta e impulsar a la organización al logro de los resultados deseados.

Debe considerar que son las personas quienes tienen que conseguir la estrategia formulada. Para ellas se diseña el sistema de incentivos. De ahí que comprender sus motivaciones y satisfacciones se indispensables.

En función de los resultados deseados, el sistema debe aterrizar en una fórmula el cálculo del incentivo.

Alinear los tres elementos del modelo es fundamental para el buen funcionamiento de la firma. Sin embargo no es sencillo y puede significar un trabajo arduo para la dirección. Por muy bien diseñado que esté, un sistema de incentivos no hará que todos los empleados se sientan contentos y motivados, ni solucionará todos los problemas de comportamiento. No obstante, sí puede lograr una mejora en el desempeño y los resultados de la compañía.

Más que motivar a todas las personas para que hagan mejor su trabajo se debe lograr retener a las más capaces. Ello significa que un mal sistema de incentivos podría ser la causa de perder a los elementos más valiosos de la organización.

En este tipo de sistema se busca:

  • Desarrollo y crecimiento a largo plazo.
  • Trabajo en equipo.
  • Metas ambiciosas y retadoras.
  • Compromiso con la calidad total.
  • Foco en objetivos futuros.
  • Creatividad, innovación y toma de riesgos.
  • Una cultura de comunicación abierta y comunicar malas noticias.
  • Desarrollo de habilidades en la gente.

Pero recompensa por…

  • Metas mensuales y/o trimestrales.
  • El esfuerzo individual del mejor equipo.
  • Atinarle al presupuesto y lograr números.
  • Envíos a tiempo (incluso con pequeños defectos)
  • Apegarse a metodologías probadas y no cometer errores.
  • Dar buenas noticias, sean ciertas o no.

Comments

comments