Home » ESTILO DE VIDA » Ötzi, “el hombre de los hielos”, tiene 19 parientes vivos y son austríacos

Ötzi, “el hombre de los hielos”, tiene 19 parientes vivos y son austríacos

Ötzi, “el hombre de los hielos”,  tiene 19 parientes vivos y son austríacos. Es el resultado de la investigación de un grupo de científicos tras haber descifrado hace dos años el genoma de la momia que data de hace 5,300 años.

Los especialistas del Instituto Nacional de Medicina Legal de la Universidad Médica de Innsbruck, Austria, encontraron a la descendencia de Ötzi luego de haber comparado el ADN de la momia con las muestras de 3,700 donantes de sangre. “Con esto pudimos identificar a este grupo de personas genéticamente relacionadas con el hombre momificado y además hay posibilidades de identificar a más familiares de Ötzi en la región suiza de Engadina y en Italia”, señala Walther Parson, uno de los científicos que trabajan en el proyecto.

En 1991 Ötzi fue descubierto y desde ese momento su cuerpo es estudiado en busca de pistas que pudieran revelar la naturaleza del mundo en que vivía. Además, se intenta encontrar la causa de su muerte.

Para 2012 los científicos anunciaron que habían descifrado el genoma completo de Ötzi y que en su ADN se habían descubierto una mutación genética que los científicos querían encontrar en personas vivas en la actualidad.

Con este dato, los científicos descubrieron a los parientes vivos de Ötzi, además, señala Walther Parso, “ya se sumaron colaboradores en Suiza e Italia y voluntarios que donaron sangre para continuar investigando e identificar más descendientes”.

ESTUDIOS.

De acuerdo con los resultados de la secuenciación del genoma del hombre de los hielos, éste padecía la enfermedad de Lyme (una dolencia infecciosa transmitida por las garrapatas), sufría de caries, tenía 46 años de edad en el momento de su muerte y medía algo más de 150 centímetros de altura. Sus contenidos estomacales indicaron que tenía una dieta rica en carne, un hecho que también certifican el arco y la flecha encontrados junto a su cuerpo.

Los resultados también señalan que no era obeso y al ser muy activo por la cacería, no tenía factores de riesgo importantes para el desarrollo de la calcificación de su corazón.

Sus ojos eran de color marrón, de sangre de tipo O y era intolerante a la lactosa. Respecto a las cicatrices encontradas en la columna vertebral, los tobillos y detrás de su rodilla derecha podrían haber sido un intento de tratar el dolor en las articulaciones que produce este mal de Lyme.

En 1991 un grupo de excursionistas descubrieron el cuerpo de Ötzi en los Alpes, cerca de la frontera entre Italia y Austria. Estaba muy conservada y su aspecto físico fue pronto recreado por los hermanos Alfonso y Adrie Kennis, artistas holandeses especializados en paleontología que también han dado forma a los homínidos de Atapuerca.

Comments

comments