Home » Competitividad » Nietos y trabajo, en busca de sentido para nuestras vidas

Nietos y trabajo, en busca de sentido para nuestras vidas

nieSer abuelos no significa que se deban abandonar los anhelos laborales. Sin embargo, será necesario introducir algunos cambios…

Llegado el tiempo de ser abuelos, no será necesario recluirse en la casa simplemente a ver las telenovelas y observar como crecen los nietos, pues existen infinidad de alternativas para combinar estas actividades con otras más personales y propias.

Para cuando se llegue a cierta edad, generalmente se habrá completado la educación, carreras, se habrá casado, criado hijos, y en la mayoría de los casos, hecho una contribución al mundo en el que vive.

Sin embargo, la mayoría de los adultos mayores, que creían haber comprendido todos los significados de la vida sin que nada ya pudiera sorprenderles, se encuentran de un día para el otro que todavía quedan muchas energías y ganas de continuar, a pesar de estar en aquella fase que muchas personas denominan como el retiro. ¿Qué es, entonces, lo que mejor podría hacer en esta flamante y emocionante nueva etapa?

Entendiendo la falsa dicotomía, siguiendo en actividad

En primer lugar, se debe entender que la vida actual de los abuelos dista mucho de la que se vivía en el pasado. Hoy en día, más allá de cuidar a los nietos, se puede continuar teniendo una vida activa, incluso en lo laboral. Esto no significa dejar de prestar atención a los nietos, sino, muy por el contrario, estar vigorosos y activos para pasar un tiempo de mayor calidad con ellos.

Claro que para esto, será muy necesario recrear un ambiente de trabajo en donde no podrá faltar una política de bienestar en vez de una política enferma, ayudando a cada persona a tener la importancia que merece en el trabajo grupal, basada esta en su talento y su calidad humana.

De esta forma, se podrá lograr llevar adelante una vida profesional y divertida, algo que es más que importante para los mayores, pues caso contrario será muy complicado permanecer en la vida laboral. Además, cuando se logran estas cuestiones, la compañía para que se trabaja puede ser más eficiente con sus clientes, complacientes con sus empleados, y sostenedora con la familia de cada uno de ellos.

Esto podrá marcar la diferencia entre los abuelos que permanecen en los trabajos que en los que crecieron y en los que trabajan desde hace ya mucho tiempo, y entre quienes insisten en lograr un plan de pensión para patear de una vez por todas sus empleos, tengan o no los recursos necesarios para dejar sus puestos ahora.

De todas formas, dejar un empleo nocivo no significa dejar la actividad laboral. Mucha gente simplemente toma nuevas direcciones, que a veces dan un espectacular vuelco a su vida.

Por ejemplo, están aquellos que luego de dejar el trabajo, lejos de marcharse a su casa y recluirse, se han vuelto líderes de sus centros comunitarios locales, e incluso nacionales. Otros empiezan a profesionalizarse en su hobbie, por lo que luego de tomar prácticas intensas de un disciplina, y ver que tienen talentos para realizarlas, comienzan a dar cursos o a vender sus producciones.

Posiblemente también usted tenga una historia interesante de cómo combina su rol de abuelo con sus actividades personales. Nos interesaría leer al respecto, especialmente si ha hecho un importante cambio, para bien, en su vida adulta, aunque también para el caso de que apreciara hacer un cambio pero no lo haya hecho hasta el momento, y las respectivas razones por las que esto le sucede. Para dejar su mensaje, escriba debajo, en la sección de opinión de esta nota.

Comments

comments