Home » Competitividad » Los otros emprendedores de la ciudad del pecado

Los otros emprendedores de la ciudad del pecado

Dicen que los emprendedores están en Silicon Valley, y yo digo que no. Allí hay nerds [friki sería la traducción más cercana] e ingenieros, ingenieros de todo tipo, pero los verdaderos emprendedores están aquí. ¿Sabes quién es ese del cartel, joven?”. La que habla es Maggie, de 67 años, mientras espera al autobús en Gilespie Street, al sur de Las Vegas. El cartel al que se refiere indica la dirección del aeropuerto, bautizado en honor al senador Pat McCarran. Representante en la cámara alta por el estado de Nevada entre 1933 y 1954, McCarran se distinguió por su marcado anticomunismo (lo que le llevó a admirar a Franco y a chino Chiang Kai-Shek) y por la defensa al ultranza del liberalismo en Las Vegas.

Tanto es así que McCarran bloqueó, una y otra vez durante las décadas de los 40 y los 50, los empeños del Gobierno federal por regular ese pequeño asentamiento que en otros estados comenzaban a conocer como la ciudad del pecado. El problema no eran tanto el juego, el alcohol y la prostitución emergentes, sino los hombres que estaban detrás de la cortina. Tipos como Lucky Luciano y Bugsy Siegel, gánsteres llegados de la Costa Este al calor del dinero. Concretamente del que generaban los trabajadores de la colosal presa Hoover, a 50 kilómetros de Las Vegas, en sus momentos de ocio.

Aunque el senador demócrata siempre torció el gesto ante los casinos y la fauna que se mueve en torno a ellos, bajo su mandato la ciudad pasó de 14.000 a 380.000 habitantes, marcando el crecimiento más pronunciado en la historia de Estados Unidos. Y parte del mérito lo tienen esos gánsteres que, aun peleados con la ley, sentaron las bases de uno de los principales motores económicos del país en mitad del desierto de Mojave. Con uno de los climas más adversos del planeta y la obligación de importarlo todo ante la ausencia de cualquier recurso natural, la ciudad acoge cada año a 39 millones de jugadores y curiosos. Gracias a ellos se puede encontrar cualquier cosa en Las Vegas, literalmente, mientras que al norte, al sur, al este y al oeste solo aguardan arena y sol.

Un negocio con muchos afluentes

Las Vegas genera hoy 14.000 millones de dólares solo en ganancias por apuestas. El grueso del negocio está dominado por diez o doce casinos-hotel que, a su vez, pertenecen a ocho o diez corporaciones. Sin embargo, la ciudad está plagada de pequeños emprendedores, legales o no, que agudizan el ingenio para capturar pequeñas miguitas del megabusiness del juego.

Algunos, como Sally, lo hacen desde dentro. Hasta hace poco era dependienta en unas de las tiendas del Venetian, la estrella de la muerte de Sheldon Adelson en Las Vegas. Todo cambió durante un verano en Ibiza, cuando descubrió los oxyshots, una suerte de chupitos de alcohol evaporado. Basta con aspirar de un recipiente un vapor con sabor a fresa o platano para notar la embriaguez de forma instantánea. A su regreso le propuso a su jefe montar un tenderete con el nuevo producto en uno de los canales artificiales del casino. Aunque prefiere no desvelar los detalles del acuerdo económico -”otros compañeros pueden tener otras condiciones”-, Sally sostiene que la mayor parte del beneficio acaba en su bolsillo. “Y para el que no quiera beber mientras hace compras, puedo ofrecerle una herramienta de relax que he diseñado yo”, explica mientras aplica en el cuello de un turista algo semejante a una araña de patas romas fabricada con plástico de colores llamativos.

No es la única que emprende dentro de otro negocio. A pocos metros del Venetian, en el Caesar’s Palace, unos jóvenes asiáticos han montado tres camillas en mitad de un pasillo. Se trata del acceso al The Colosseum, la sala de conciertos del casino, donde esta semana actúa Shania Twain y la que viene lo hará Celine Dion. Cuando el público empiece a hacer colar para entrar, los jóvenes sacarán un cartel que reza “masajes podales en diez minutos”. Si tienes que esperar igualmente, ¿qué mejor que un masaje antes de disfrutar de la música? , argumentan. “Los asiáticos no tienen reparos en tumbarse a recibir un masaje aquí enmedio, delante de todo el mundo, y cada vez más personas de otros lugares se animan”, dice uno de ellos.

Emprender en plena calle

Pero es en la calle donde la creatividad campa a sus anchas. A lo largo y ancho de Las Vegas Strip, la avendida que acoge a la mayoría de los casinos de nuevo cuño, se dispersan emprendedores de diverso pelaje. La mayoría se aprovecha una trampa visual para turistas: y es que la magnitud de las edificaciones crea la ilusión de cercanía en el ojo menos avezado, convenciendo a los turistas de que recorrer a pie la avenida es una idea factible. Una vez en ruta, el sol y el calor del desierto se encargan de hacer infinitos los pasos. Hierve el asfalto y los edificios no terminan de acercarse. Así, de cada tres comercios, dos ofrecen bebidas al viandante; el resto de la oferta la completan sudamericanos con sus neveras portátiles. “¡Agua helada! ¡Evite una lipitimia por solo un dólar! ¡El hospital le saldrá más caro, créame!”, grita uno en la confluencia con Flamingo Road.

Hao vió que el nicho del agua estaba agotado y buscó una solución complementaria: añadir además protección del sol. El joven de origen chino se ofrece en plena calle con un paraguas, una botella de líquido isotónico y un bote de crema solar. Por la voluntad le acompaña de un extremo al otro del Strip, tapándole el sol, mientras relata la historia de los casinos según los transitan. “Empecé cobrando diez dólares, pero después descubrí que cuando los clientes quedan contentos te dan mucho más sobre todo las familias. ¿Qué cuántas veces hago la avenida al día? Veinte, treinta, ya no las cuento”, dice entre risas. Sostiene que no ha encontrado resistencias en los casinos a su actividad porque gran parte de lo que obtiene lo reinverte en sus tragaperras. “Lo que hago es importante, porque la gente no sabe a lo que se arriesga andando por aquí a 43º. Quise utilizar un carrito con un motor eléctrico para llevar a los turistas, pero necesito una licencia. Hay mucha política aquí también” concluye.

Al caer la noche asoman las propuestas más extravagantes. Una de los más llamativas pasa por patear los testículos a un desconocido. Como suena: se paga, el muchacho se levanta, abre las piernas y le permite tomar incluso carrerilla. Si se trataba de una iniciativa personal, ya muchos han adoptado la medida. Kick me in the nuts for 20$ es un anuncio que se repite a lo largo del Strip para gozo del turista ebrio. Naturalmente estos jóvenes protegen sus partes nobles con una coquilla, pues de lo contrario “no sería posible aguantar ni una patada. Todos los días acabaría hospitalizado”, explica uno de ellos. “Pagan con nosotros la frustación que traen del blackjack, pero a algunos les pregunto que cuánto han perdido, y si es mucho prefiero darles un abrazo a la patada”. La idea nació entre estudiantes, como un modo audaz de conseguir ingresos rápidos a la puerta del casino, si bien cada vez son más los que ven en sus partes nobles una forma de vida.

También de las partes nobles, aunque de un uso más sofisticado, viven las prostitutas. El estado de Nevada solo permite la prostitución en localidades con menos de 50.000 habitantes, por lo que los burdeles se sitúan en los alrededores de la ciudad. No obstante, el negocio está en los jugadores, y la competencia por impactar en sus retinas es salvaje en el Strip. Las prostitutas están por todas partes, discretamente camufladas entre las mesas de póker, tratando siempre de seducir al cliente. Normalmente se acercan a los jugadores que están realizando un gran dispendio o dan muestras de ebriedad. “Yo he visto a prostitutas invertir su dinero en las partidas de clientes que ganan mucho. ¡Tienen mucha vista!”, sostiene un croupier.

En la calle también están presentes, aunque no materialmente. En su lugar, los prostíbulos tienen a sueldo a una amplia red de colaboradores que distribuyen flyers personalizados de las chicas. Chac, chac, golpean el mazo de tarjetas con dos dedos para atraer la atención del viandante, en uno de los sonidos más característicos de la ciudad. Es así porque legalmente no pueden ofertar prostitución de viva voz. Estos reclamos escriben un nuevo capítulo en el marketing: en ellos las chicas exponen no solo sus preferencias sexuales, sino también otros detalles que nada tienen que ver son su business, como la universidad en la que estudiaron, el nombre de sus mascotas o una breve biografía de su vida como madre y ama de casa. No hay cifras oficiales sobre el dinero que mueve este sector, aunque Héctor, un guatemalteco que ejerce como relaciones en el Strip, hace una pequeña aproximación: “Mucho, muchísimo, parecido al del juego. Mira, en nuestro local también tienes máquinas para jugar, y además hay chicas bellísimas. Y con las máquinas puedes ganar o perder, pero con las chicas siempre ganas”, bromea.

Fuente: Elconfidencial.com

 

Gobiernos y emprendedores en Latinoamérica deben tender puentes

Los Gobiernos y los emprendedores en Latinoamérica requieren “construir puentes” para facilitar la aparición de nuevas compañías o fortalecer las existentes, opinó el empresario mexicano Gilberto Crombe, para quien Colombia es uno de los países más atractivos de la región para desarrollar empresas.

Crombe, elegido presidente global 2015-16 de Entrepreneurs’ Organization (EO), una agrupación integrada por alrededor de 10.000 líderes cuyas empresas concentran un producto interno bruto (PIB) que equivale a 565 billones de dólares, destacó que en América Latina las condiciones para el emprendimiento han cambiado.

“Necesitamos construir puentes entre la política pública, entre Gobierno y nuestros emprendedores”, dijo a Colombia.inn, agencia operada por Efe, Crombe, quien ha creado empresas en ocho países enfocadas en la región y en Estados Unidos.

El ejecutivo, que visitó Bogotá para reunirse con los miembros de EO en Colombia, señaló que los Gobiernos “ya se dieron cuenta de que los que generan fuentes de trabajo son los emprendedores”.

“Si tenemos un ecosistema de emprendimiento sano y que motive a todos los emprendedores (…), nuestros países definitivamente van a tener un crecimiento económico y un crecimiento en las fuentes de trabajo”, afirmó.

Crombe recomendó a los emprendedores “acercarse un poco más a lo que están diciendo sus Gobiernos, participar más” y exigir, y los llamó a “informarse más de todo lo que hace la iniciativa pública”.

A su vez, pidió a los Gobiernos “escuchar mejor y no nada más irse con los grandes corporativos o con los chiquitos emprendedores”.

“Creo que dejan solos a los (emprendedores) de en medio, a la fuerza del emprendedor ya consolidado, establecido, y que puede llevar a su empresa a otro nivel, y que puede convertirse en un líder de impacto para la sociedad”, añadió.

Sobre los países latinoamericanos que despuntan en el tema del emprendimiento, Crombe mencionó a Colombia, Chile, Brasil y México, entre otros.

“Colombia es uno de los países más atractivos para desarrollo de empresas actualmente y hay muchas oportunidades para los emprendedores. Están generándose muchas oportunidades en industrias que antes no existían, se está buscando petróleo, hay más búsqueda de energía sustentable e interna en el país”, apuntó.

Resaltó que el país ya “solucionó hasta cierta medida el tema de la seguridad”, lo que, a su juicio, ha facilitado la llegada de inversión.

“Hoy día, cada vez que menciono Colombia todo el mundo me dice y me pregunta si deberían poner un negocio en Colombia”, confesó Crombe.

El directivo describió a Colombia como “un país de oportunidades”, pero advirtió que estas “son pasajeras”.

“Debemos de realmente apoyar a los emprendedores que están sugiriendo capitalizar esas oportunidades y darles las políticas públicas necesarias para su crecimiento. Cosas que ya hay, pero falta esa conexión también del emprendedor para buscar qué hay en el país que me pueda ayudar a lograr mi sueño del nuevo negocio”, dijo.

Según el ejecutivo de EO, otros de los líderes regionales del emprendimiento son Chile, que consideró como “muy sólido en los últimos años”, con emprendedores que “saben trabajar como comunidad”, y Brasil, del que destacó su crecimiento económico y su capacidad de vender “muy bien” la marca-país.

Para este empresario, Perú es otro país interesante, a la vez que, en su opinión, México debe dejar de ver “hacia el norte” y explorar “otros horizontes”.

Un informe de 2013 del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) señala que un 17 % de la población adulta en Latinoamérica y el Caribe está involucrada “en la creación de algún tipo de emprendimiento, lo que la posiciona entre las regiones con mayor tasa de iniciativa empresarial del mundo”.

No obstante, la investigación advierte que “buena parte de la actividad emprendedora en la región parece surgir más como una vía de escape ante la falta de oportunidades laborales que como una fuente de innovación y creación de valor”.

(Agencia EFE)

Comments

comments