Home » El Mundo » Lo que México debería aprender de Uruguay, el primer país en legalizar la Marihuana

Lo que México debería aprender de Uruguay, el primer país en legalizar la Marihuana

La noche del 10 de diciembre de 2013 sin duda pasará a los anales de la historia. Uruguay se convirtió en el primer país en legalizar en su totalidad la marihuana, con un modelo único en el mundo en el que el Estado será encargado de regular la producción, distribución y venta del cannabis.

Dicha legislación sufrió la aprobación del Senado el pasado martes, con 16 votos a favor y 13 en contra. La iniciativa fue impulsada el presidente José “Pepe” Mujica y su partido, como parte de una nueva estrategia para enfrentar al narcotráfico y al crimen organizado. “La lucha contra el tráfico de drogas está perdida a nivel mundial, tenemos que buscar alternativas“, dijo Mujica. 10 días posteriores a su aprobación, la ley recibirá el visto bueno del Presidente y, a partir de allí, se tendrán más de 120 días para ser implementada.

Lo que hace de esta aprobación un verdadero hito, es que, incluso en países donde existe una regulación sobre la marihuana, nunca antes el gobierno de un país ha tenido el control y la regulación de la importación, el cultivo, la cosecha, distribución y comercialización de la planta. En los Estados Unidos, por mencionar un ejemplo, la compra de cannabis está permitida en la mayoría de los estados con estrictos propósitos medicinales, y en Amsterdam, otro más, la planta sólo puede ser cultivada por personal certificado. Uruguay ha dado un paso revolucionario: no implementará ninguna restricción en el consumo de la sustancia, los nacionales mayores de 18 años tendrán que registrarse para poder cultivar hasta un máximo de 6 plantas por persona, y la compra del producto podrá ser hecha en clubes de consumidores o en farmacias, con un límite de 40 gramos por mes. El proyecto le proporciona al gobierno uruguayo el control y la regulación de la importación, el cultivo, la cosecha, distribución y venta de marihuana.

El estado uruguayo estima que, con esta ley, será capaz de quitar al narcotráfico aproximadamente $ 35 millones de dólares por año. Según los datos divulgados por el gobierno, en la actualidad unos 25,000 uruguayos consumen la sustancia a diario y entre 120,000 y 150,000 personas la consumen por lo menos una vez al año. Para no dejar oportunidades a los traficantes, el gobierno también venderá la planta a un precio súper bajo – un dólar por gramo.

Obviamente, otras medidas serán tomadas en paralelo para minimizar los riesgos – habrá un control para la expedición de licencias para la siembra, así como controles de producción y distribución de cannabis y programas preventivos contra la adicción a la droga serán implementados en las escuelas para brindar más información a los jóvenes.

Ante tal actitud innovadora de Uruguay, los líderes de otros países de América se muestran dispuestos a participar en un debate sobre la legalización, incluyendo los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Guatemala, Otto Pérez Molina.

México por su parte ha mantenido la esperanza de legalizar la marihuana en las primeras planas, pero nunca ha pasado de aprobaciones y regulaciones mínimas como la del 2009, donde el Congreso de la Unión aprobó despenalizar el consumo mínimo (5 gramos de cannabis por consumidor). Este mismo año surgió una propuesta, que posteriormente desencadenó en un debate, por parte de los mismos exsecretarios de Estado y personalidades importantes de México. Pero solo quedó en propuesta, jamás se llevó el tema a una posible realidad.

Lo cierto es que los argumentos no deben venir de políticos fantoches, un análisis concienzudo y acorde a la situación del país que arroje un modelo a medida debe hacerse por parte de especialistas médicos neutrales, epidemiolo… epidemio… epidemiólogos, economistas, abogados y figuras sociales representativas.

Recordemos un poco quien es el sencillo “Pepe” Mujica? y el tacto con que se conduce este hombre.

Que la marihuana es una droga ilegal en México todo el mundo lo sabe. Pero, ¿es tan perjudicial para las personas como los medios de comunicación y los conservadores han divulgado? De acuerdo con el ranking mundial de las drogas (desarrollado en la Universidad de Bristol), que divide las drogas por su inocuidad para el usuario y la sociedad, la marihuana se encuentra en el puesto 11, mientras que el alcohol se posiciona en quinto lugar, concluyendo de forma científica que unos “Tragos son más peligrosos para nuestra salud y para la sociedad que el cannabis. Las drogas que lideran el ranking son la heroína (1) y la cocaína (2).

•Muertes causadas por las drogas en los Estados Unidos:
•Tabaco (cigarrillos): 400,000
•Alcohol (bebidas) = ​​100,000
•Drogas legales (comprimidos, jarabes, etc.) = 20,000
•Drogas ilegales (éxtasis, LSD…) = 15,000
•Cafeína = 2,000

Tratamientos medicinales.

Desde hace tiempo se saben las propiedades medicinales del cannabis, y a pesar de esto, pocos países y estados de todo el mundo han aprobado su uso con fines medicinales. El ingrediente activo de la marihuana, el cannabinoide THC (tetrahidrocannabinol), actúa sobre diversos síntomas de diversas enfermedades de difícil tratamiento y otras incurables como el SIDA , cáncer, el trastorno de hiperactividad con déficit de atención, la esclerosis múltiple, las náuseas resultantes de la quimioterapia, la enfermedad de Crohn, glaucoma, epilepsia, insomnio, migrañas, artritis y la falta de apetito, la anorexia, el síndrome de Tourette, Alzheimer, distrofia muscular, fibromialgia, caquexia, esclerosis lateral amiotrófica y otras.

Un mercado virgen se abre para nuevos producto y negocios, estimulando la economía.

Además se significar un nuevo capítulo en la guerra contra el narcotráfico, automáticamente se abre un nuevo nicho de negocio que, en el caso de Uruguay, apenas está esperando el visto bueno final para iniciar las actividades oficialmente. La ilegalidad del cannabis, impide su investigación y desarrollo de productos con esta materia prima, que tiene un sinfín de posibilidades. Muchos países en todo el mundo ya han avanzado en esta materia y producen cientos de productos a base de cáñamo, que van desde alimentos saludables que utilizan semillas de marihuana rica en proteínas, hasta cosméticos que no dañan la naturaleza.

Chocolate de Marihuana, sin THC.

Sueter y Jeans de Marihuana, hechos con las fibras de la planta

Pan y Tortillas hechas a base de marihuana.

Leche de marihuana, fuente orgánica y rica en omega 6 y 3.

Helado de marihuana, elaborado con las semillas.

Aceite de marihuana.

Hidratantes hechos a base de marihuana.

Bebida energética a base de marihuana.

Shampoo y acondicionados de marihuana.

Comments

comments