Home » Relevantes » Leche materna: protector natural para el bebé contra las enfermedades respiratorias

Leche materna: protector natural para el bebé contra las enfermedades respiratorias

De acuerdo a los expertos, la lactancia materna tiene este y muchos más beneficios para el niño, sin embargo, aunque se recomienda que se ofrezca directamente del pecho de la madre, existen algunos casos en que el regreso al trabajo, algún inconveniente físico o cualquier otra razón temporal, le impiden amamantar directamente a la criatura, por tal motivo Pigeon desarrolló el Biberón Peristaltic Plus, que por su forma y elasticidad simula al seno de mamá.

Este biberón contiene una tetina con la que el bebé realiza un movimiento natural de succión, posee una base ancha y la punta delgada que permiten la introducción con suavidad del chupón en la boca del pequeño, estimulando dicha función; además, su Air Ventilation System disminuye la ingesta de aire reduciendo así la probabilidad del cólico.

Su desarrollo de la tetina está basado en la elasticidad y anatomía del pezón, la cual logra que la lengua del infante realice naturalmente su movimiento peristáltico (ondulatorio) como si lo hiciera del seno de mamá, brindándole así una succión natural. Al usar el Biberón Peristaltic Plus, logrará alternar pecho y biberón sin que el bebé rechace alguno o sufra confusión de pezón.

Es fundamental alimentar a su bebé con leche materna debido al vínculo de amor que se crea a través del contacto piel a piel, pero cuando la madre tiene dificultades con sus pezones o pechos para amamantar, puede utilizar sin ningún problema el biberón Peristaltic Plus, el cual, también ofrece la oportunidad de involucrar a papá en este proceso vital de alimentación del pequeño.

Algunas de las recomendaciones que sugieren a seguir los pediatras para nutrir a la criatura, está el medir la temperatura de la leche materna extraída, pues sólo puede ser almacenada por cierto periodo de tiempo, por eso es importante usarla lo más pronto posible.

Si se cuenta con un biberón de almacenamiento con leche (congelada o fría), póngala en agua tibia hasta que se derrita, después en agua caliente hasta que esté a la temperatura de su piel. Hay que tener en cuenta que la leche que ha sido calentada una vez, no debe volver a refrigerarse o congelar, tampoco se puede calentar en el microondas, debido a que pierde sus cualidades nutritivas. De ninguna manera la debe preservar a temperatura ambiente.

Al alimentar al bebé con biberón, hay que asegúrese que sus labios estén hacia fuera y agarre la mamila firmemente, después de terminar, es necesario que le haga eructar para sacar los gases; para lograrlo sosténgalo derecho sobre su hombro hasta que salgan. Es muy importante desechar el sobrante de la leche. Recuerde que la leche materna es una fuente natural y beneficiosa de nutrición que provee el inicio de una vida saludable.

Al alimentar al bebé:

·         Verifique que la posición del biberón sea la correcta para que la criatura pueda succionar adecuadamente la leche.

·         Siempre mantenga a su bebé muy cerca, trate de acariciar su piel, que sienta su contacto físico.

·         Al acabar, no arranque con fuerza el biberón si el pequeño no quiere dejarlo ir, hágalo poco a poco.

·         Si se está sentada utilice almohadones para tener una posición cómoda.

·         Levantar los pies apoyándolos en un banquito o silla (si no se está en la cama) de esta manera eliminara la presión sobre la columna vertebral.

·         Tenga a la mano todo lo que pueda necesitar en ese momento para no interrumpir la alimentación del bebé.

Comments

comments