Home » Economía » Las remesas familiares disminuyen

Las remesas familiares disminuyen

economia1_915001265El descenso de las remesas familiares a México continuó durante el segundo trimestre de 2013 al registrar una baja de 9.1 por ciento respecto a abril-junio del año previo, informó Banxico.

De acuerdo con el Banco de México (Banxico) los recursos por remesas familiares sumaron cinco mil 881 millones de dólares, que se originaron de 19.8 millones de transferencias, con un valor promedio por remesa de 296 dólares.

En su reporte de Balanza de Pagos, el instituto central destacó que las remesas son el principal rubro de la cuenta de transferencias, que durante el segundo trimestre de 2013, mostró un superávit de cinco mil 938 millones de dólares.

En dicho documento también refiere que la cuenta corriente de la balanza de pagos registró un saldo deficitario de seis mil 008 millones de dólares en el segundo trimestre de 2013, monto que se derivó de la combinación de déficits en la balanza de bienes y servicios (dos mil 706 millones de dólares) y en la de renta (nueve mil 240 millones de dólares), y de un superávit en la balanza de transferencias (cinco mil 938 millones de dólares).

Banxico refiere que en un entorno de relativamente bajo crecimiento de la actividad y comercio mundial observado en el segundo trimestre de 2013 condujo a una disminución en el ritmo de expansión de las exportaciones de México.

Esto, agrega, en un contexto de una desaceleración al parecer más moderada de las importaciones, se tradujo en una ampliación del déficit de la cuenta corriente en comparación con el mismo periodo del año previo.

Además, señala, la percepción de que en un futuro próximo podría darse una disminución en el ritmo de compra de activos por parte de la Reserva Federal dio lugar a incrementos generalizados, en México y en otras economías, de las tasas de interés de mediano y largo plazo, así como a una reducción concomitante de los precios de los activos que pagan dichas tasas.

Si bien todos los mercados emergentes se vieron afectados por la referida volatilidad, fue menor el impacto en aquéllos con mejores fundamentos macroeconómicos, como es el caso de México, subrayo.

Así, los ajustes en los mercados cambiarios y de renta fija nacionales se dieron de manera ordenada. En efecto, el saldo del ahorro financiero de la economía, si bien mantuvo su tendencia de crecimiento de largo plazo, registró una disminución en los meses de mayo y junio.

En particular, el saldo del ahorro financiero de no residentes mostró un decremento marginal en el periodo referido.

Precisa que dicho agregado está compuesto principalmente por instrumentos de deuda gubernamental de mediano y largo plazo, cuya valuación resultó afectada por los mencionados aumentos en las tasas de interés que se observaron en mayo y junio.

Por su parte, señaló, la proporción de instrumentos de deuda gubernamental de corto plazo en la tenencia total de valores por parte de no residentes registró un aumento moderado, afectando así la composición por plazo de esta cartera.

Así, el ingreso de recursos a través de la cuenta financiera permitió financiar holgadamente el déficit de la cuenta corriente registrado en el periodo que se reporta, comenta.

Detalla que al interior de la cuenta corriente, la balanza de bienes y servicios presentó un déficit de dos mil 706 millones de dólares, mismo que reflejó saldos negativos de mil 945 millones de dólares en la balanza de servicios y de 761 millones de dólares en la de bienes.

A su vez, esta última cifra se derivó de la combinación de un déficit de 840 millones de dólares en la balanza de mercancías y de un superávit de 79 millones de dólares en la de bienes adquiridos en puertos por medios de transporte.

El déficit de 840 millones de dólares que registró la balanza de mercancías en el segundo trimestre de 2013 contrasta con el superávit de mil 368 millones de dólares que mostró en igual periodo de 2012.

Dicho cambio, explica, fue resultado de un aumento en el déficit de la balanza de productos no petroleros, el cual pasó de 656 millones de dólares en el segundo trimestre de 2012 a dos mil 060 millones de dólares en igual periodo de 2013, y de una disminución en el superávit de la balanza de productos petroleros, mismo que pasó de dos mil 24 millones de dólares a mil 220 millones de dólares, en la misma comparación.

Además de que en el segundo trimestre de 2013, el valor de las exportaciones de mercancías fue de 96 mil 721 millones de dólares, monto que significó un aumento de 2.6 por ciento a tasa anual.

Por su parte, el valor de las importaciones de mercancías en el trimestre que se reporta fue de 97 mil 561 millones de dólares, lo cual representó un incremento anual de 5.0 por ciento.

Comments

comments