Home » Competitividad » Las redes sociales y el impulso al negocio

Las redes sociales y el impulso al negocio

redes socialesSi su compañía no le está sacando ventaja a las redes sociales, puede estarse perdiendo muchísimas oportunidades de hacer contacto con los consumidores, ganar cuotas de mercado y jalar a nuevos talentos a la organización o empresa.

Los expertos señalan que prácticamente cualquier tipo de negocio se beneficia con el uso de redes sociales como una herramienta de trabajo.

“Realmente estamos viendo interés y el potencial del valor de negocio en todos los ámbitos”, comenta Jeffrey Mann, vicepresidente de investigación en Gartner. “Nadie es inmune, aunque es más fácil para unos que para otros”.

Los más propensos a ver el valor, añade Mann, son las industrias basadas en el conocimiento y en el alto grado de colaboración, como los medios de comunicación, educación, consultorías y alta tecnología; las industrias u organizaciones que no están limitadas por la regulación; y las organizaciones con empleados jóvenes que están acostumbrados a trabajar con las redes sociales.

Aquí hay algunas formas en las que las organizaciones están aprovechando las herramientas de las redes sociales para sacarle ventaja al negocio.

Adquisición de clientes/Incremento en las ventas
Para muchas compañías, en especial las que quieren llegar a una audiencia menor, tener una fuerte presencia en las redes sociales puede conducir a un aumento en los ingresos.

Spreadshirt, una proveedora de polos y otras prendas de vestir personalizadas con sede en Boston y de rápido crecimiento, está ganando popularidad en Facebook e incrementando sus ventas.

“Una de nuestras iniciativas principales fue convertir a los visitadores de nuestra página web fans de nuestra página en Facebook”, señala Adam Lasky, director de Marketing de Norte América en Spreadshirt. “Una de nuestra metas es aumentar los fans con usuarios que realmente tengan una afinidad para con nosotros, en vez de simplemente adquirir fans de poco valor que nunca se enganchan con nuestro contenido”.

Para ganar fuerza en las redes sociales, es importante hacer que los links para llegar a su página sean fáciles de encontrar. Spreadshirt había colocado un ícono para hacerse fan en la parte de abajo de su página de Facebook, pero una vez que movió el ícono a un lugar más visible, vio un gran incremento de seguidores o fans, y participación y enganche en las redes sociales, señala Lasky.

“Con las tasas de conversión estables, los ingresos han aumentado gracias a una audiencia mucho más grande”, agrega Lasky. En su última promoción, la compañía vio que el 23% de todas las ventas se realizaron gracias a las redes sociales, lo cual significó una mejora en comparación a las promociones previas -en gran parte debido al hecho de que Spreadshirt aumentó su base de fans en Facebook.

La compañía está tratando de probar ofertas exclusivas en Facebook que contienen grandes descuentos en los productos estándar, comenzando por el polo básico.

Otra compañía, LoopLoft, un negocio en línea en Boston que registra y proporciona una amplia gama de muestras de loops para baterías y otros instrumentos, está viendo un crecimiento en sus ventas a través de las redes sociales.

“Tanto Twitter como Facebook han sido fundamentales en el crecimiento de los ingresos en un 300% año a año desde que empezamos”, anota Ryan Gruss, fundador y CEO. “Desde que producimos contenido digital para más y más grandes compañías de software musical como Ableton y Propellerhead, nuestros demos de YouTube y Vimeo son constantemente retwitteados y compartidos en las redes sociales”.

Esta especie de método “piggyback” es clave, señala Gruss, porque puede conducir a cientos de miles de usuarios a la página de la compañía de manera instantánea, “sin que nosotros gastemos un sol en publicidad. Veo las redes sociales como nuestra mejor fuente inicial para obtener usuarios potenciales y meterlos en nuestro ‘embudo’ de ventas, y cuando esas personas vienen de compañías de software con los que estratégicamente nos aliamos, las tasas de conversión son mucho más altas.”

Clientes prospectos
Las redes sociales pueden ser una manera efectiva de identificar a los clientes prospectos. En la firma Canadiense de operaciones de la banca de inversión global y servicios financieros diversificados, Macquarie Group, los asesores utilizan las redes sociales para comunicarse con clientes, llegar a los clientes potenciales y demostrar liderazgo de pensamiento en la industria, señala Silu Modi, vicepresidente de la tecnología digital en la empresa.

Las redes sociales son “una fantástica avenida asincrónica para comunicar las actualizaciones generales y la información financiera a los clientes sin ser intrusivos”, señala Modi. “Esto hace que el canal del correo electrónico solo sirva para información importante y el canal de las redes sociales para información no tan importante”.

Las comunicaciones sociales constituyen la base de la prospección, agrega Modi. “Los asesores, utilizando LinkedIn, pueden ver si un cliente prospecto buscó a través del perfil de un asesor indicando interés después de alguna primera reunión”, anota. “Combinando comunicación social con otras comunicaciones digitales [como una campaña por correo electrónico con contenido de un blog], servirá de base para el modelo de prospecto del Targeted Convergence de Macquarie que ayuda a llevar un prospecto de canal en cala, proporcionando información cada vez más convincente”.

Aunque Modi no pudo proporcionar cifras específicas sobre la manera en que los esfuerzos habían funcionado, “lo que puedo decir es que los asesores que han usado las redes sociales de manera efectivo han sido capaces de rastrear específicamente qué nuevos clientes hicieron contacto inicial vía las redes sociales, qué nuevos clientes siguieron después del contacto inicial y el periodo de tiempo entre el primer contacto y el nuevo cliente contratando”, añade.

Hasta el 2011, Modi agrega, la política de la compañía manifestaba o declaraba que la comunicación no profesional era aprobada si se hacía mediante las redes sociales, debido a los requisitos de cumplimiento que rigen la industria de servicios financieros y al e-discovery o electronic discovery. Forzados por la Investment Industry Regulatory Organization de Canada, los requisitos declaran que las empresas de servicios financieros deben de tener un mecanismo de archivo de cumplimiento en orden para descubrimientos futuros de alguna comunicación realizada por sus asesores financieros”.

La empresa implementó una plataforma de cumplimiento de Actiance, y luego lanzó su programa de medios de comunicación social.

Las redes sociales “se han convertido en una de las herramientas más importantes para la comunicación y la prospección usadas por los asesores”, anota Modi. “Mi consejo a otras compañías es que no dejen que los obstáculos regulatorios y malas historias lo asusten. Sí, se necesita un poco de esfuerzo y sudor para conseguir un piloto de redes sociales que se ejecute en su organización. Pero con la plataforma de cumplimiento correcta, el entrenamiento adecuado y el mejor programa piloto, se preguntará cómo ha podido hacer negocio tanto tiempo sin eso”.

Interacción con el cliente
Muchas compañías están en contra que las redes sociales son ideales para interactuar con los consumidores.

Capriotti Sandwich Shop, una sub franquicia de cadenas de sangucherías en Las Vegas con más de 90 locaciones en 13 estados, usa las redes sociales no solo para promover ofertas de tiempo limitado y ofertas especiales, sino para crear rumores en torno a sus sanguches y eventos haciendo que su base de fans participe.

“Apoyamos a nuestros clientes escuchando y respondiendo a sus comentarios y fomentando su pasión por la marca Capriotti,” señala Venessa McEvoy, coordinadora de marketing. “Las redes sociales son una gran opción para llegar a los fans y crear conversaciones con ellos”.

Capriotti sigue a su comunidad de fans en línea a donde vayan, pero particularmente en Facebook y Twitter. “Construimos nuestra comunidad cada día mediante el control de nuestra marca en tiempo real y tratando a la gente de la misma manera en que los tratamos en nuestras tiendas”, agrega McEvoy. “Todos los días leemos los comentarios buscando oportunidades para hacer que todos los miembros de la comunidad estén satisfechos respondiendo todas las preguntas que podemos y proporcionando apoyo”.

Por ejemplo, si un cliente dice que se quiere llevar un sanguche para un viaje en carro, la compañía se lo agradece y le desea un buen viaje. “Si la gente dice que se le antoja un Capriotti, hablamos con ellos sobre cuáles son los sabores que más les gustan”, comenta McEvoy.

Capriotti mide el efecto o impacto de las redes sociales con regularidad. “Nuestro sistema de gestión de medios de comunicación social, SocialOffice Suite, nos permite medir cada publicación por categoría”, para que la compañía pueda determinar cómo funcionan determinadas publicaciones.

“Para una promoción reciente, fuimos capaces de medir cuanta gente se comprometió con la promoción, a cuanta gente le respondimos, cuantas publicaciones fueron enviadas, cuantas de las publicaciones tenían links y cuanto tráfico se generó en la página”, señala McEvoy. “Basándonos en la participación de nuestra comunidad y estos datos de las redes sociales hemos sido capaces de determinar estrategias de promoción mucho más eficaces”.

Selección del personal
Las organizaciones también están empezando a usar LinkedIn, Facebook, Twitter y otras páginas web para encontrar a los talentos que necesitan.

“Hay una guerra de talentos y esa guerra solo se va a volver más intensa”, señala Hannah Morgan, dueña de CareerSherpa.net en Rochester, Nueva York. Es un sitio web que ofrece consejos sobre la búsqueda de empleos, redes sociales, creación de marcas y otras áreas. “Los empleadores tienen dos misiones: primero, aferrarse a sus empleados valiosos; y la segunda, atraer al tipo correcto de futuros empleados”, señala.

El reclutamiento social es una tendencia que está de moda en las empresas que quieren competir por los mejores talentos, anota Morgan, co-autora del libro “Social Networking for Business Success”. Señala que el reciente estudio lanzado en el 2013 Social Recruiting Study por el proveedor de la tecnología del reclutamiento Jabvite, muestra que el 94% de empleadores ya usan o están planeando usar las redes sociales para contratar a nuevos trabajadores.

“Las compañía están casi construyendo piscinas con los candidatos potenciales por medio de la creación de páginas de Facebook relacionadas con la carrera”, anota Morgan. “Estas páginas permiten que las empresas cuenten con cultura de la compañía, empleados estrella y comunicados de prensa recientes con el fin de atraer a empleados potenciales. También permite que las compañías participen en discusiones con personas curiosas que están buscando trabajo”.

Construyendo comunidades o una tubería de todos los talentos potenciales, las organizaciones pueden ahorrar miles de horas y de dólares haciendo reclutamientos, señala Morgan.

LinkedIn es la mayor fuente de talento que los empleadores están dispuestos a aprovechar. Los reclutadores y otros profesionales de los recursos humanos pueden ver los perfiles de los candidatos y tratar de llegar a reclutarlos de manera proactiva, anota Morgan. “La gran cantidad de información disponible en LinkedIn lo convierte en el mejor lugar para pescar para los empleadores”, añade.

Twitear sobre puestos de trabajo es otra fuente para los empleadores. “Permite distribución instantánea sin costo entre los millones de usuarios de twitter”, señala Morgan. “Tweetmyjob y otras compañías se han levantado para ayudar a distribuir vacantes de trabajo con más precisión y mayor alcance”.

Comunicación y colaboración interna
Las organizaciones pueden implementar plataformas sociales de la empresa para reforzar las comunicaciones entre los empleados y con los compañeros de negocio.

La firma consultora Deloitte predice que para el final del 2013, más del 90% de las 500 compañías de Fortune van a tener implementado ya sea parcial o completamente una red social de la empresa, un aumento del 70% desde el 2011. Estas redes son plataformas interna diseñadas para fomentar la colaboración, comunicación y el intercambio de conocimientos entre los empleados.

Herramientas sociales como Yammer y Sharepoint de Microsoft son herramientas populares para comunicación interna, señala Morgan. “Estas redes sociales de las empresas disminuyen la cantidad de correos electrónicos a los empleados y supuestamente aumentan la productividad”, agrega. “Cuando se usa con prudencia, los líderes pueden ganarse confianza y lealtad por parte de sus empleados compartiendo información a través de estas herramientas”.

Las redes sociales de las empresas fueron diseñadas para ser coolers de agua virtuales, señala Morgan, reuniendo a empleados de diferentes departamentos, deshaciéndose de los silos divisionales para mejorar la productividad y hasta unir a los empleados remotos con sus miembros del equipo.

“Como cualquier herramienta, la educación necesita ser proporcionada a los empleados a todo nivel sobre cómo utilizar mejor el nuevo mecanismo de comunicación”, agrea Morgan.

Continuidad del negocio/Gestión o administración de las crisis
Las redes sociales pueden ser un medio de comunicación excelente dentro de un programa de continuidad del negocio o administración de crisis, señala Phil Samson, director de la práctica Risk Assurancia en la firma consultora PwC con sede en Nueva York y el servicio líder de la firma: Business Continuity Management.

Las redes sociales pueden posibilitar crisis temporales de mensajería para y desde las partes interesadas como los empleados, clientes, vendedores y los medios, señala Samson. También puede ser usado para coordinar la respuesta a incidentes y actividades de recuperación entre los responsables de la gestión y control de la crisis, continuidad del negocio y recuperación de los desastres de TI; y para comunicarse con las organizaciones de respuesta a incidentes del gobierno durante los eventos de crisis.

“Incluso las organizaciones con programas de redes o medios sociales incipientes y nada coordinados pueden beneficiarse de la incorporación de comunicación básica y elementos de seguimiento o monitoreo en su programa de continuidad del negocio/gestión de crisis”, añade Samson.

Pero PwC recomienda evitar el uso de canales de medios sociales para ciertas comunicaciones críticas que pueden comprometer información y seguridad y privacidad del personal, añade Samson.

La firma está practicando lo que predica. “Tenemos nuestros propios canales en las redes sociales que utilizamos durante una crisis para comunicar el estado de la oficina”, como cierres temporales y lugares de trabajo alternativos, señala Samson. “Hemos incorporado formalmente en nuestro programa de continuidad general de negocio el control de los medios o redes sociales de respuesta de incidentes del gobierno para obtener información que ayuda a prepararnos y responder mejor a las crisis.

Fuente: Computerworld

 

 

Comments

comments