Home » Consuma Responsabilidad » Hay 90 mil negocios de comida en la informalidad

Hay 90 mil negocios de comida en la informalidad

comida informalEl comercio ilegal pone a los establecimientos formales en desventaja. El contraste se representa en los 30 mil restaurantes debidamente establecidos contra los 90 mil que son informales en Jalisco, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en el Estado. Por ello, el presidente de la Cámara, Juan José Tamayo Dávalos, solicita a las autoridades fiscales que incorporen al nuevo régimen fiscal “a los ilegales para estar en igualdad de circunstancias”.

Sin embargo, desconoce las acciones del SAT o de la misma Secretaría de Hacienda y Crédito Público para combatir este problema. “Antes había campañas, pero no son suficientes, se trata de hacer una permanente para que todos paguemos lo que debamos pagar”. Propone una plataforma de visitas domiciliarias e inspecciones por zonas para arrojar resultados de cambio. Así, dice, a los que no tienen localizados podrán observarlos físicamente con los operativos.

“No creo que de los informales nazca la problemática con la facturación electrónica, porque están en la ilegalidad. Si usted va a un puesto, por bien instalado que esté, jamás le dará una factura”. El problema es que el cambio del sistema fiscal trae serios problemas entre los contribuyentes. Rogelio Ignacio Corona prefiere el procedimiento fiscal anterior, en cual se emitían notas y facturas físicas al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Él es encargado de un restaurante y acepta que no sabe cómo usar una computadora, por lo que la fiscalización digital se le complica. Lo anterior es un factor perjudicial ya que los micro y pequeños empresarios representan hasta 90% de los comercios en el país y son a los que más les cuesta dar el paso, expone el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara, Omar Ramírez: “No tenían la costumbre de generar documentos mediante una computadora, pero de la noche a la mañana se les obligó a incorporarse”.

Agrega que, al contrario de lo que informó el SAT, hubo costos adicionales por la adquisición de equipos para estar actualizados con la facturación electrónica. Por eso advierte que existe el riesgo de que los vendedores formales regresen a la informalidad por las complicaciones y obligaciones de la reforma hacendaria y fiscal, aunque los principales registros oficiales indican que se han multiplicado los contribuyentes emisores de facturas en este año.

Omar Ramírez destaca que la fiscalización directa en tianguis, mercados y otros centros de comercio, sería un método efectivo para evitar que crezca el comercio informal. La única ventaja que visualiza es para el SAT, por la sencillez que significa para ellos la fiscalización: “Lo está logrando y tiene el control. Por él pasan todas las operaciones de los comercios que se facturan de manera electrónica”. En negocios como el de Rogelio Ignacio Corona, encargado de un restaurante en el Centro de Guadalajara, coinciden en que no cuentan con el personal ni el equipo suficiente para facturar digitalmente.

Comments

comments