Home » ESTILO DE VIDA » Hallan almeja de 507 años de edad pero un 'error' provoca su muerte

Hallan almeja de 507 años de edad pero un 'error' provoca su muerte

¡Un gran descubrimiento! Pero la falta de pericia provocó que se dejara morir a un molusco catalogado hasta el momento como el animal más viejo del mundo.

El molusco fue encontrado vivo en el 2006 y bautizado con el nombre de “Ming”, a quien los investigadores en un principio le fijaron la edad en 405 años, lo que incluso lo llevó a ingresar al Libro de Récords Guinness.

Se trataba de un molusco bivalvo islandés o mejor conocido como almeja “Arctica Islandica”, cuya edad había sido fijada en 405 años, pero los científicos rectificaron que ésta rondaría nada más y nada menos que los 507 años.

De acuerdo al periódico español La Vanguardia, lo peor del caso es que el preciado ejemplar perdió la vida cuando los científicos, que desconocían que fuera tan longevo, lo abrieron para investigarlo.

Nos equivocamos la primera vez y quizás nos apresuramos un poco al publicar nuestro hallazgo. Pero ahora estamos completamente seguros de que hemos dado con la edad correcta”, aseguró el científico marino Paul Butler, de la Bangor University de Gales, Reino Unido, a la revista especializada ScienceNordic.

Sea como fuere, Ming, y eso es lo fascinante, nació alrededor de 1499, tan sólo unos pocos años después de que Colón descubriera América y más de una década antes de la Reforma de la Iglesia Católica a manos de Martín Lutero”, se lee en el artículo.

Los culpables han sido los propios científicos, que al abrir la concha para investigar más sobre su edad y origen, “asesinaron” a quien fuera el animal más longevo del planeta.

Las investigaciones sobre la edad generó confusiones entre los científicos, por lo que optaron por abrirlo.

Para calcular la edad se contaron los anillos que tenía visibles en la concha, tanto en el exterior como en el interior. Pero dada la avanzada edad de “Ming”, y la profusión de anillos, que se habían comprimido, terminó por “matar” al molusco, ahora que los investigadores se habían dado cuenta de que habían dejado unos cuantos sin contar.

Comments

comments