Home » Competitividad » Guía para trabajar con agencias de empleos

Guía para trabajar con agencias de empleos

agencia de empleoLas agencias de empleo no son todas iguales
Los candidatos deberían considerar los servicios de las agencias de empleos como una opción importante. Por supuesto, existen distintos tipos de agencias y distintas calidades en los servicios.

En primer lugar, hay muchas etiquetas que se usan para designar a estas empresas: buscadores de ejecutivos, consultas de personal, “cazadores de cabezas”, firmas de ubicación, agencias de empleo, por nombrar algunas. Esta industria tiene una reputación cuestionable y además carece de regulación.

Las descripciones a continuación corresponden a los tipos de agencias más comunes:

• Organizaciones de Ubicación: Aceptan dinero de las personas (ubicación privada), o de las corporaciones que patrocinan a individuos (ubicación corporativa), para conducir campañas para empleados desplazados. El arancel se paga por adelantado y la empresa elige al candidato.

• Agencias de Empleo: Trabajan, en primer lugar, con candidatos que buscan sus servicios. Estas organizaciones comercializan a los candidatos con empleadores que, potencialmente, podrían utilizar sus aptitudes. Tanto el empleador como el candidato pagan un arancel, pero sólo si el candidato es ubicado en la empresa.

• Firmas de Contingencia: En lugar de depender del candidato que llega caminando o vía e-mail, acostumbran a localizar y reclutar candidatos. Son solventadas por los empleadores que utilizan sus servicios hasta que se completa una asignación exitosa.

• Firmas de Retención: Al igual que la anterior, reclutan candidatos para sus clientes corporativos, pero son pagados por adelantado o en una base progresiva.

• Si usted decide involucrarse con una de estas empresas, asegúrese de estar familiarizado con sus tratos identificables. Ahora, siga estas guías:

• Tenga cuidado con las agencias que le hacen llamar a un teléfono “0600”, ya que se les cobrará por estas llamadas. Las compañías más respetables declaran en costo de estas llamadas por anticipado.

• Estudie los clasificados. Familiarícese con las agencias que publican avisos semana tras semana. Esto es, por lo general, un intento de recopilar currículums para potenciales clientes.

• Sea cauteloso con los trabajos demasiado espectaculares. Le ofrecen salarios elevados mas la posibilidad de interactuar con gente famosa, políticos, etc. Estas promesas son señuelos para llevar clientes a las puertas de sus oficinas.

• Recopile información específica sobre el trabajo. Una agencia de buena reputación debería informarle, telefónicamente, la ubicación del trabajo, las aptitudes requeridas, la experiencia indispensable, el tamaño de la compañía, y el salario. Si la agencia se rehusa, termine la conversación. (Para su propia protección, la agencia no le dará el nombre del empleador.)

• Demande sólo trabajos de pago neto. De otra manera, prepárese a gastar desde el 5 al 20 por ciento de su ingreso anual, por tres horas que la agencia dedicó a buscarle trabajo.

• No firme contratos sin precaución. Si lo hace, y se da cuenta de que el trabajo no es lo esperado, usted estará obligado a pagar los honorarios completos de la agencia. Pregúntele a las agencias si puede hacer ver el contrato por un especialista legal o por una agencia de defensoría antes de firmar.

• Compruebe que el trabajo que vio originalmente exista. Si la agencia se rehusa, váyase o radique una denuncia en la defensoría del consumidor.

• Conozca algo sobre el trabajo antes de la entrevista. A pesar de lo que diga la agencia, usted tiene derecho a una copia escrita de la descripción del empleo y las cualificaciones.

• Evite las entrevistas de rutina. Algunas agencias arreglarán incontables entrevistas, aunque los postulantes no estén calificados. La idea es conseguir un trabajo para el postulante, cualquier trabajo, y sobre todo cobrar la comisión.

• Tome el trabajo que quiera. No se deje llevar por el “Mejor agarre lo que pueda”. Una vez más, es línea de pensamiento sólo sirve a quien quiere cobrar una comisión. Tenga en cuenta que, sin importar lo que le hayan ofrecido, estas empresas no pueden garantizarle un trabajo a su medida.

• Quéjese. Las prácticas de negocios inmorales continuarán al menos que la gente aplique la presión donde corresponda. Reporte sus quejas a los organismos de protección pertinentes.

Comments

comments