Home » Economía » Fiebre mundial por nuevos iPhones

Fiebre mundial por nuevos iPhones

iphone_5_appleDesde Tokio hasta Nueva York, fanáticos de  Apple de todo el mundo se abalanzaron el viernes sobre los nuevos modelos de  iPhone, pese a las dudas sobre la estrategia de precios de la compañía  estadounidense para ganar terreno en este ultra-competitivo mercado.

Con grandes diferencias de precios según el país, los nuevos modelos “5S” y  “5C” llegaron en primer lugar a las manos de australianos y asiáticos, con  estos últimos arrasando con la versión dorada ya que ese color se asocia con la  riqueza en muchas culturas orientales.

Como en cada nuevo lanzamiento de Apple, para sus fanáticos se trató de un  día especial: “Estoy encantado, no existe nada más festivo para mí”, se alegró  Hidenori Sato, un japonés de 39 años que hacía cola desde el miércoles delante  de una tienda del operador NTT Docomo en Tokio.

El nuevo teléfono de alta gama “5S” incluye, entre otras novedades, un  lector de huellas digitales que permite reconocer al propietario del teléfono y  desbloquear fácilmente el aparato sin pasar por el “fastidio” de utilizar una  contraseña.

De su lado, el otro modelo presentado, el “5C”, fue lanzado como una  versión de bajo costo del célebre teléfono, en medio de la feroz guerra de  precios entre Apple y sus competidores, por una parte, y entre los operadores  de telefonía por otra.

En Estados Unidos se vende a 99 dólares con una capacidad de 16 gigas y  contrato con una compañía telefónica, y a 549 dólares sin contrato.

En China, donde Apple sólo posee el 5% del mercado de los smartphones, el  “5C” cuesta 4.488 yuanes (USD 730 ) y “5S”, 5.288 yuanes (USD 864).

En Japón, los tres gigantes del sector, SoftBank, KDDI y, por primera vez,  NTT Docomo, que tiene 62 millones de abonados (42% del mercado), ofrecen los  iPhone sin costo adicional como un servicio del contrato de dos años que tienen  los clientes.

Precio aceptable en Nueva York, “delirante” en Australia y China

En Nueva York, la meca de iPhone, cientos de personas se dieron cita muy  temprano en la tienda de la Quinta Avenida cerca de Central Park, abierta  habitualmente las 24 horas del día los siete días de la semana, pero que cerró  entre medianoche y las 08H00 (12H00 GMT) del viernes para preparar el evento.

“Estuve haciendo la cola desde hace quince días. Dormí bien, ocho, nueve  horas por noche”, contó Brian Ceballo, un músico de 18 años de Brooklyn  (sudeste de Nueva York), mostrando eufórico su nuevo teléfono “5S”.

“La tecnología de las huellas digitales va a estar muy buena. Estoy ansioso  por probarla, así como la cámara lenta”, agregó Ceballo, refiriéndose a dos de  las principales innovaciones introducidas por Apple.

La policía de Nueva York montó un puesto delante de la tienda para alertar  a los clientes sobre los robos en aumento de iPhone en la Gran Manzana y  medidas de seguridad a tomar.

Para muchos neoyorquinos, habituados a los precios en general  estratosféricos de la ciudad, el costo del nuevo iPhone no era algo importante.

“No tengo problemas con el precio. Para mí no es tan alto”, afirmó en ese  sentido Hui Hui Chen, una estudiante de 19 años oriunda de Queens (noreste),  que llegó a la tienda en medio de la noche con una amiga y esperó pacientemente  sentada en una silla plegable hasta su apertura.

Pero en otras partes del mundo, la opinión era diferente.

“¡Guau!, 1.129 dólares australianos (USD 1.065) por un iPhone ”5S” aquí en  Australia. Es simplemente delirante”, tuiteó Bill Hutchison, al referirse al  valor del modelo de 64 gigas de la nueva versión.

Para Meng Jia, una estudiante china de Beijing, el precio del nuevo iPhone en  su país también era “demasiado caro”. “Es un objeto de lujo. Si costase  alrededor de 2.000 yuanes (unos USD 325), compraría uno”, indicó.

“No los vale”, señaló de su lado Wang Ying, analista de la firma iResearch  con sede en Beijing.

En China, numerosos teléfonos inteligentes de marcas locales cuestan apenas  unos 100 dólares.

Wang considera que Apple puede haber perdido una oportunidad de oro al no  llegar a un acuerdo con el principal operador del país, China Mobile, que  cuenta con 700 millones de abonados. Apple vende allí sus iPhone pasando por  telefónicas menos importantes, China Unicom y China Telecom.

Comments

comments