Home » Relevantes » Exposición itinerante del Museo de las Relaciones Rotas

Exposición itinerante del Museo de las Relaciones Rotas

Un hacha prehispánica, una colección de corchos de botellas de vino, mil grullas de papel, las manos de un maniquí y otros objetos igualmente diversos donados por personas que quieren pasar página a esas historias de amor que necesitan ser olvidadas, conforman una exposición que se presenta en México.

Se trata de la exposición itinerante del Museo de las Relaciones Rotas de Zagreb (Croacia), que pasa estos días por México, país en el que se han batido récords de recepción de objetos con un total de 1.502 solicitudes de donación.

“Estamos muy contentos de ver cómo el público mexicano ha acogido esta exposición y realmente la ha hecho suya, porque lo que está expuesto aquí en su gran mayoría son objetos que vinieron de la comunidad y ahora se lo estamos regresando al resto de la gente”, contó a Efe la directora del Museo del Objeto del Objeto (MODO), Paulina Newman, sede de la muestra en México.

De las 1.502 solicitudes de donación que se registraron, los creadores del museo de origen, Olinka Vistica y Drazen Grubisic, seleccionaron 150 objetos para exponerse aquí en dos tandas, ya que próximamente algunas de las piezas serán reemplazadas por otras.

El resto de los objetos podrán ser enviados por los donantes a Croacia, al recinto creado en 2006 por esta pareja que cuando se separó se encontró con la dificultad de desprenderse de los objetos con valor sentimental, y crearon el museo para depositarlos.

Desde entones la muestra ha viajado y recolectado objetos por 35 ciudades de todo el mundo, siendo París el lugar de donde más se obtuvieron piezas hasta ahora, unas 120. Pero en México se superaron todas las expectativas.

“Lo que creemos no es que haya más corazones rotos en México que en otros lugares; simplemente estamos más acostumbrados a hablar de ello. No tiene nada de malo en nuestra cultura decir ‘Me rompieron el corazón'”, explicó Newman.

Muestra de ello, añadió, es un muro que se ha instalado donde los visitantes dejan sus propios testimonios; ya hay miles recolectados de toda esa gente “que tiene esta necesidad de expresar y compartir sus sentimientos”.

El proceso de selección de los objetos, que van acompañados de un texto explicativo, fue “bastante difícil” y lo que se trató de hacer es que la muestra en el MODO fuera representativa de los distintos tipos de relación, aunque la mayoría de las historias son de parejas.

Hay, por ejemplo, una cazadora vaquera donada por una mujer que después de divorciarse conoció a un hombre, también recién divorciado, con quien tuvo una relación que no funcionó.

“Él cuando se despide de ella le da su chamarra y le dice ‘Guárdala porque yo voy a regresar y cuando regrese si tú me pones la chamarra querrá decir que me aceptas de regreso en tu vida’. Ella guardó durante años y años la chamarra y él no regresó, y ahora decidió que era momento de cerrar ese ciclo y donarla”, contó Newman.

Numerosos muñecos de peluche o figuritas que hablan del fin del amor, una colección de corchos de botellas de vino que una malograda pareja tomaba en ocasiones especiales, originales regalos como un hacha prehispánica, objetos extraños que quedan de una relación de amor-odio como son unas manos de maniquí, son todos parte de esta muestra.

También lo son objetos tristes, como la bolsa de hospital que donó una mujer con la ropa de su hijo luego de guardarla durante 15 años, desde el día en que se la entregaron después de que él falleciera tras un asalto.

Debido a la gran respuesta de los mexicanos, el MODO decidió que estas historias tienen que ir más allá y, por ello, fruto de un acuerdo con la Universidad Iberoamericana de México, los testimonios serán estudiados por un equipo de psicólogos que tratarán de hacer una radiografía de las relaciones rotas en este país. Fotos MODO

Comments

comments