Home » Competitividad » Energía positiva atrae mejores resultados

Energía positiva atrae mejores resultados

energiaUna lucha constante se suscita entre dos seres que habitan en nuestro interior. Uno de ellos es positivo, feliz, optimista y esperanzado. El otro es negativo, inquieto, triste, pesimista y temeroso. El conflicto persevera, pero, ¿quién gana la batalla?
El que siempre triunfa es aquél al que alimentas con más frecuencia. Cuanto más alimentas el lado positivo, más fuerte se hará. Cuanto más dejas morir de hambre al negativo, más pequeño y débil se volverá. Al final, acabas por convertirte en el ser al que alimentas.

Es esta la teoría en la que Jon Gordon basa su libro, El perro positivo, en el que a través de la historia del perro Matt transmite los beneficios que conlleva la adopción de una actitud positiva.

Y a pesar de que cientos de veces hemos pensado que los problemas nos siguen, que cada vez se presenta uno más grande que el anterior y, al final, es casi imposible identificar cuál es el peor de todos, ¿quién no desea gozar de todos los frutos que implica ser positivo? Conseguirlo no es sencillo, pero tampoco imposible.

No obstante, cabe destacar que la negatividad tiene un propósito: te ayuda a darte cuenta de todas las cosas positivas que hay en el mundo. Si no pudieras experimentar sensaciones negativas sería imposible que apreciaras las positivas. ¿Cómo saber qué significa ser feliz si nunca has estado triste?

El poder de una sonrisa
Alimentar nuestro lado feliz y optimista requiere de efectuar ciertas acciones; para comenzar, una sonrisa es la mejor opción. El autor asegura que es algo que debemos realizar intencionalmente cada día y, tras convertirlo en un hábito, no sólo cambia la manera de pensar y sentir, sino también la forma en que funciona nuestro cerebro.

“Lucir una sonrisa es como encender la luz que hay en tu interior. Tienes en tu mano el poder de hacer que te sientas bien”, afirma Jon Gordon. Sonreír te ayudará a reducir el estrés.

Muestra agradecimiento
La peor manera de comenzar el día es pensando en lo que no tenemos y en lo que no nos gusta, ya que además de nutrir el lado negativo, automáticamente amargamos toda nuestra jornada. Mostrarse agradecido y valorar lo que tenemos en lugar de pensar en lo que nos falta es un antidepresivo natural que nos levanta el ánimo.

Jon Gordon ratifica que al mostrarse agradecido llenamos el cerebro y el cuerpo de emociones positivas y expulsamos hormonas del estrés que sólo consumen energía.

Busca soluciones
Algo que alimenta sustancialmente el lado negativo son las quejas, pues un reclamo o disgusto automáticamente nos satura de pesimismo. Si bien protestar resulta útil en muchas situaciones, la mejor manera de combatirlo es tratar de convertir este repudio en solución.

“En lugar de quejarte absurdamente y de desahogarte contigo mismo y con los demás, puedes pensar en las soluciones a tus rechazos. La energía negativa que se genera fácilmente puede encontrar un propósito positivo”, escribe Gordon.

¿Miedo o fe?
“La decisión más importante que podemos tomar en la vida es inclinarnos por tener fe en lugar de sentir temor. Toda nuestra negatividad encuentra sus raíces en el miedo”, expresa el autor. Pues es justo este sentimiento el que no nos deja vivir la vida, nos empuja a refugiarnos en actitudes que terminan impidiendo nuestro desarrollo personal y profesional.
Elegir la fe en lugar del miedo te ayuda a superar temores.

El búmeran positivo
Jon Gordon compara la energía positiva con un búmeran: cuando lanzas pensamientos positivos hacia el mundo, éstos regresan a ti. Compartir sonrisas, mostrar gratitud y amabilidad te muestra como un ser positivo y hace que los demás quieran estar contigo y mostrarte su mejor lado.

Siempre recordaremos a aquellas personas que creen en los demás.
fuente: el empresario.com.mx

Comments

comments