Home » Economía » Empresas pagan desorden de aplicación de nuevos impuestos: contador

Empresas pagan desorden de aplicación de nuevos impuestos: contador

Por Ley, la aplicación de los nuevos impuestos debió empezar desde el 1 de enero y todavía hay tiendas y supermercados que conservan los precios de 2013, sin aumentar el costo de los productos; en lo que se reorganizan los costos, la carga fiscal ya está vigente y se va directamente a las empresas, explica el contador Antonio Ramos, especialista en temas fiscales.

“Es un impuesto que debe repercutirse en el precio; si no lo
cobra, lo paga quien lo vende”. La recaudación del nuevo impuesto no es gradual, aunque así sea el reajuste de las tiendas, y si éstas no han reconfigurado sus costos, será consecuencia para ellas, pues los recursos se tienen que cubrir.

Si una tienda todavía no cambia el precio de las cosas que se estrenan con el
16% de IVA (Impuesto al Valor Agregado), como mascotas y gomas de mascar, quiere decir que le venden a su cliente un producto sin impuesto o con un precio rebajado.

El especialista pone un ejemplo: quien vende alimento para mascota en 500
pesos, que fue el precio de 2013, en realidad oferta un producto en 430 pesos,
más 70 pesos de IVA que va intrínseco. Si ya hubiera ajustado el nuevo
impuesto, costaría 580 pesos. Mientras tanto, la casa pierde.

En el caso de los alimentos gravados con 8% de Impuesto Especial sobre
Producción y Servicios (IEPS) por su carga calórica, la empresa productora
tiene opción a decidir si traslada el excedente al costo final del producto,
que al final será carga al consumidor, o no; de hecho, hay compañías que han
decidido absorber este impuesto y no alterar precio en el mercado, comenta el
especialista.

Comments

comments