Home » ESTILO DE VIDA » Empresaria tramitará en Récord Guinness de robos a su restaurante

Empresaria tramitará en Récord Guinness de robos a su restaurante

Cansada de llamar la atención de las autoridades municipales y estatales para evitar más robos a su establecimiento, la empresaria yucateca Miriam Peraza Rivero manifestó que tramitará ante Récord Guiness su caso, como el restaurante del mundo que más ha sido objeto de robos en menos de dos años.

En menos de un año y medio, el Manjar Blanco ha sufrido9 robos

El día de hoy, en voz de Peraza Rivero, el establecimiento llamado “Manjar Blanco” sufrió elnoveno robo en menos de un año y medio, todos ellos, realizados en horas de la madrugada, cuando los ladrones se suben a los antiguos techos y a los patios de las casas del barrio de Santa Lucía.

En entrevista para Excélsior y Grupo Imagen Multimedia la empresaria cree que su caso es único en el mundo y manifestó contrariada, que no dudará en realizar todo lo que  sea necesario para ver si cuando menos, un récord mundial hace posible que las autoridades se preocupen por la seguridad en la llamada “ciudad más segura de México” y le devuelvan la tranquilidad que se le ha robado desde hace varios meses.

Paradójicamente, el sitio es centro de reunión de senadores, diputados, alcaldes, regidores  y funcionarios quienes han ofrecido su intervención para solucionar su caso, pero hasta la fecha, sólo han sido promesas.

La propietaria considera su récord representa un acto de omisión de las autoridades, pues a pesar de las cámaras de seguridad instaladas por la Secretaría de Seguridad Pública y de la propia policía municipal a unos metros de su establecimiento, los ladrones se dan tiempo para cortar con un filo de segueta los barrotes de un tragaluz.

Incluso, aseguró que en una de sus visitas el alcalde Renán Barrera Concha le dio un número para marcarle en caso de emergencias. Apenas se enteró del robo, le marcó, pero éste nunca le contestó.

Cuatro de los requisitos que la organización Récord Guinness pide para inscribir un caso en los récords mundiales es que sea medible, que el récord esté basado en una sola variable, que el caso sea comprobable y que además pueda romperse, lo cual, según afirmó la propietaria, es lo más probable que suceda, toda vez que los ladrones han hecho de Santa Lucía un sector de su “propiedad”.

Miriam Peraza puntualizó que su negocio está en el radio de dos cámaras de seguridad, de rayos infrarrojos, colocados en las inmediaciones de su restaurante, lo cual hace más inaudito el hecho de que los robos sean tan frecuentes.

¿Para qué sirven las cámaras? Nos anuncian con bombos y platillos que se instalan cámaras y que nos van a permitir dormir tranquilos. Esas cámaras deben haber grabado a alguien que estuvo en el techo de Manjar Blanco serruchando durante una hora por lo menos con segueta el protector del restaurante”, dijo.

En menos de dos años se han metido nueve veces a ‘Manjar Blanco’ y aunque sólo ha realizado cuatro denuncias en el Ministerio Público ha documentado cada robo, e incluso, de forma irónica lamentó que en esta ocasión, los ladrones hayan preferido llevarse licores extranjeros y desprecien el licor de miel de origen yucateco.

La dueña del restaurante dijo que en este año la primera vez le robaron el equipo de cómputo, la segunda, cajas de licor y cerveza; la tercera vez, equipo de cocina; la cuarta se llevaron el cable de toda la instalación eléctrica, y la quinta, una báscula y cajas de licor. La penúltima ocasión los amigos de lo ajeno rompieron la puerta trasera de la cocina y robaron cajas de licor y utensilios de cocina de uso industrial. Ayer forzaron la puerta y las cerraduras de seguridad y se llevaron de nueva cuenta utensilios y licores, entre otras cosas.

La empresaria afirma que el récord de robos a su establecimiento es algo difícil de creer, pero no cejará en su intento de llamar la atención de las autoridades pues los robos se han generalizado en la zona desde hace varios años.

Más que lo material se han robado mi tranquilidad, es lo más grave, nos empezamos a acostumbrar a la inseguridad y eso es muy delicado”, afirmó.

Comments

comments