Home » Competitividad » El problema de la sobrecalificación laboral

El problema de la sobrecalificación laboral

Sobrecalificado

Mucho se habla de la importancia de una buena preparación para el competitivo mundo actual, pero poco sobre quienes no consiguen un empleo por estar demasiado preparados. Sepa cómo evitar esta trampa leyendo esta nota.

Uno de los hechos más traumáticos e inesperados para un profesional que busca empleo es el hecho de ser rechazando por estar demasiado calificado.

Los consultores en recursos humanos dan varios motivos para explicar esta situación. Por un lado, un profesional que sepa demasiado podría asustar al encargado que lo empleará, ya que éste último temerá que el nuevo trabajador lo supere y tome su trabajo.

Por otra parte, muchos suponen que cuando la economía mejore y los trabajos para profesionales altamente calificados vuelvan a estar disponibles, es posible que el profesional altamente calificado renuncie a la empresa.

Enfrentando la situación

En primer lugar, revise su currículum vitae y cree una versión que mantenga la verdad, pero sin proyectarlo como el “el próximo CEO de la compañía”.

En segundo lugar, tanto en su carta de presentación como en las conversaciones que mantenga, haga referencia a sus habilidades y experiencias, antes que a los trabajos que desarrolló o los diplomas que logró. Hable de capacidades y habilidades, no de roles.

Si la posición es para cierto trabajo específico, incluya sólo lo relacionado con este trabajo (aquello que podría aplicar allí, tanto de sus estudios como de su experiencia laboral). Es decir, céntrese en el trabajo en sí mismo antes que en toda su experiencia profesional.

En muchos casos, también se puede estar poniendo en juego su edad. Esto es a todas luces discriminatorio, pero antes de iniciar algún tipo de confrontación, intente sugerir cómo su edad podría ayudar en su trabajo (por ejemplo, el haber atravesado diversos momentos de crisis económicas, le puede dar mucha más capacidad para enfrentar estos duros tiempos, algo que no sabe hacer la mayoría de los jóvenes).

En otros casos, el miedo a que pretenda un salario elevado puede llegar a ser un obstáculo. Trate de ser lo más flexible posible con su sueldo, por tres razones:
a. No es tiempo de descartar trabajos

b. Nada es definitivo, usted puede caer muy bien en la empresa y ser transferido a una posición mejor, con mayor remuneración, y
c. Usted puede irse cuando lo desee.

Utilice, y exhiba, el concepto de que las compañías deben ser provistas de personal calificado, sin importar el puesto que éstos ocupen, puesto que le agregan una mayor profundidad y experiencia a la organización.

Tenga en cuenta que cuando los inversionistas miran el financiamiento de una organización, desean saber tanto las habilidades del equipo de gerencia como las de los trabajadores.
Utilice la desventaja de la economía actual, dar más para recibir menos, en su favor.

Comments

comments