Home » ESTILO DE VIDA » El ciclo menstrual influye en la evolución después de un traumatismo de cráneo: estudio

El ciclo menstrual influye en la evolución después de un traumatismo de cráneo: estudio

Un equipo de University of

Rochester, de esa ciudad, descubrió que las mujeres que

sufrieron una conmoción cerebral leve (mTBI, por uno de sus

nombres en inglés) durante las dos semanas previas a menstruar

tuvieron una recuperación más lenta y una peor evolución que las

que sufrieron la misma lesión, pero inmediatamente después del

período menstrual o que usaban anticonceptivos orales.

En Journal of Head Trauma Rehabilitation, el equipo del

doctor Jeffrey Bazarian publica que esta asociación tiene

“consecuencias relevantes para el tratamiento y el pronóstico de

una mTBI”.

“Los médicos no tienen en cuenta el período menstrual cuando

evalúan a una paciente con una conmoción cerebral, pero, quizás,

deberían hacerlo”, indicó Bazarian a través de un comunicado de

la universidad.

Varios estudios habían identificado diferencias en la

evolución después de una mTBI entre hombres y mujeres, pero

pocos las habían explorado. Una explicación podría ser “la

hipótesis de la abstinencia”, que plantea que la conmoción

cerebral durante un período de progesterona elevada (lo que es

neuroprotector) induce una reducción súbita del nivel de esa

hormona y agrava los resultados.

El equipo reunió a 144 mujeres atendidas en cinco

departamentos de ER del norte de Nueva York y uno de

Pensilvania. Todas habían sufrido un traumatismo de cráneo leve

en las cuatro horas previas.

En las seis horas posteriores a la lesión, el equipo las

clasificó en grupos por ciclo menstrual luego de evaluar la

concentración de progesterona en sangre y el uso de

anticonceptivos: 37 estaban en la fase lútea del ciclo

menstrual, 72 estaban en la fase folicular y 35 usaban

anticonceptivos.

Al mes, las mujeres que habían sufrido la lesión en la fase

lútea de su ciclo (cuando el nivel de progesterona es alto)

desarrollaron síntomas más graves con peor calidad de vida que

las mujeres lesionadas en la fase folicular (cuando el nivel de

progesterona es bajo) y las usuarias de anticonceptivos.

Un análisis de variables múltiples comprobó la existencia de

un efecto significativamente independiente de la fase del ciclo

menstrual en los resultados terapéuticos obtenidos.

Si se confirman estos hallazgos, los autores consideran que

las mujeres que padecen una conmoción cerebral en la fase lútea

del ciclo menstrual deberían recibir un tratamiento con

progesterona después de la lesión. Pero también advierten que

los resultados son “nuevos, pero preliminares”.

El doctor Michael F. Bergeron, director ejecutivo del

Instituto Nacional de Salud y Seguridad de los Deportes

Juveniles de la Escuela Sanford de Medicina de University of

South Dakota y miembro del Colegio Estadounidense de Medicina

del Deporte, recomendó interpretar los resultados con cuidado.

“Es un estudio interesante”, pero “lo importante es que son

resultados muy preliminares de una hipótesis sin respaldo sobre

los efectos de la reducción de la progesterona. Aún se necesitan

muchos más estudios”, indicó por e-mail.

Comentó que la investigación es “muy parecida a un estudio

sobre la fase menstrual, la laxitud de las rodillas y el riesgo

de sufrir lesiones del LCA. Muchos resultados contradictorios

debido a la inconsistencia de los protocolos de investigación y

la determinación de la fase menstrual”.

El Departamento de Salud del Estado de Nueva York, el

Consorcio de Centros Académicos de Salud y la Red de

investigación de Emergencias del Empire State (ERNIES, por su

nombre en inglés) financiaron el estudio.

 

Comments

comments