Home » Competitividad » Ejercicios contra el estrés para la oficina

Ejercicios contra el estrés para la oficina

ejercicios contra el estresA veces, pareciera que nada es suficiente: ni el psicoanalista, ni los baños de inmersión calientes, ni los té de tilo, ni los sahumerios. ¿Por qué, entonces, no probar con una buena dosis de mini-ejercicios físicos para quitarse de una vez por todas esa maldita tensión? El ejercicio puede llegar a ser la clave que le ayude a lograr la relajación anhelada.

Un entrenamiento verdaderamente superador, como, por ejemplo, veinte minutos diarios de trote o de bicicleta, le dará la posibilidad de aclarar su mente y desenchufarse del estrés diario. Además, le hará liberar endorfinas, unas hormonas que hacen sentir muy bien a todo el cuerpo. Ejercitar con pesas puede también ayudar mucho a aliviar la tensión y a facilitar la distensión de los músculos, pero es importante que se realice un buen precalentamiento.

Un precalentamiento de diez minutos movilizará las articulaciones, aflojará las tensiones, y ayudará a los músculos a recibir más sangre y nutrientes. De esta forma los músculos estarán menos tensos antes de que comience los ejercicios. Es importante que sepa que, después de atravesar un día plagado de tensiones físicas y mentales que incluyen el trabajo, el tráfico automovilístico, el control de las cuentas, etc., un entrenamiento que trabaje todo el sistema cardiovascular y aumente los niveles de irrigación sanguínea, como por ejemplo los ejercicios aeróbicos o las clases de artes marciales, pueden hacer verdaderas maravillas para bajar su nivel de tensión.

Sin embargo, no todos disponemos del tiempo necesario para una completa rutina de ejercicios físicos, como las señaladas anteriormente. Por ello mismo, le presentamos estos cinco mini-ejercicios físicos para liberarse de las tensiones

1. Párese bien derecho, luego levante y baje la cabeza de modo que logre estirar bien el cuello. Gírela lentamente hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Baje la cabeza y vuelva a realizar este ejercicio cinco veces.

2. Rote lentamente la cabeza hacia la derecha, y luego hacia la izquierda.

3. Tire los hombros hacia atrás, todo lo que pueda. Levante su hombro izquierdo y luego relájelo llevándolo lentamente hacia abajo. Luego, haga lo mismo con el hombro derecho.

4. Realice con su brazo derecho un lento movimiento circular, completo, para relajar el hombro. Haga lo mismo con el brazo izquierdo.

5. Levante y luego relaje ambos hombros. Repita esto diez veces. Pase el brazo derecho sobre su hombro derecho y trate de tocas con la palma de la mano su hombro izquierdo. Repita este proceso con su mano izquierda.

Comments

comments