Home » Economía » Despídete de deudas sin sufrir

Despídete de deudas sin sufrir

La planeación para pagar tus créditos o reestructurarlos con bancos son opciones para los hoyos financieros

Después de las fiestas decembrinas, los regalos de Navidad, los Reyes Magos, y los tamales de la Candelaria, la cuesta enero se puede prolongar todo el año si no se toman las decisiones correctas para saldar las deudas contraídas por la época.

Por ello, una vez que se observó que el bolsillo quedó mermado con todos los gastos de los últimos dos meses, es necesario tener una hoja de ruta que diga cómo se van a saldar las deudas sin morir financieramente en el intento.

Los expertos destacan que primero se tiene que dar el principal paso, que puede ser el más difícil, que es el de aceptar que se tienen deudas y que hay que liquidarlas de la mejor manera posible, ya que en México se cuenta una baja educación financiera.

Abraham Vergara, académico de la Universidad Iberoamericana, destaca que “lo primero es aceptar la deuda, ya que si bien los mexicanos a pesar de lo que se diga si tienen una cultura de pago, no se tiene la conciencia de que las deudas pueden convertirse en un problema de largo plazo si no se toman las medidas correctas y que pueden afectar el historial de crédito”.

De acuerdo con la Canacope, los festejos por Reyes Magos a inicios del año se hizo un gasto promedio de entre mil y tres mil pesos por niño, y en muchos de los casos esto se realizó con tarjetas de crédito.

El académico destaca que el peor de los escenarios es que se recurra a personas que están fuera del sistema financiero para tomar un crédito para pagar otro, con unas altas tasas de interés y sin la supervisión de las autoridades financieras.

“No se puede permitir que la desesperación te lleve a aceptar cualquier condición y menos caer la manos de los agiotistas, ya que más que resolver el problema se puede agravar”, recomendó el especialista.

Por su parte, Fabiola Armendáriz, gerente de contenidos de Educación Financiera de Banamex, aseguró que es importante que una vez que se tiene la intención de pago, es necesario aplicar un balance de todos los compromisos, donde se identifiquen todas los pasivos en los que la familia ha incurrido y las condiciones en las que se están pagando o se pactaron liquidar.

“Hay que conocer cuáles son las condiciones en las que se tenga las deudas, para identificar en cuáles se tiene oportunidad de mejorarlas y cuáles requieren mayor atención inmediata, todo ello para evitar caer en la moratoria de los pagos”, aseveró la directiva.

Asimismo, recomendó que de cada 100 pesos que ingresen a la familia, no se supere el pago de créditos más allá de 30 pesos, esto con la finalidad de tener la capacidad de cubrir las necesidades básicas del hogar y de pago de los compromisos.

El ahorro, otra opción

El programa de Consumo Inteligente de MasterCard recomienda el identificar lo que está causando lo que está incrementando las deudas, para ver en primera instancia la posibilidad de realizar recortes a los gastos innecesarios dentro de una primera revisión.

Asimismo, MasterCard menciona que si se tienen ahorros, estos pueden servir para liquidar las obligaciones adquiridas, al igual que en caso de no tener los medios económicos, se busquen diversas alternativas para tener mayores ingresos, como un trabajo de medio tiempo o una venta de garaje.

Si las tres opciones no dan para terminar de cubrir los pagos que se requieran, entonces lo que recomiendan los especialistas es renegociar las condiciones de los créditos con los acreedores, siempre dentro del sistema financiero.

La Condusef sugiere que se puedan identificar los plazos y tasas de interés de las tarjetas de crédito y de los créditos hipotecarios que se tengan con un banco, los cuales pueden ser absorbidos por otra institución de la competencia que otorgue unas mejores condiciones de crédito.

La institución financiera agrega, que una vez se identifiques la capacidad de pago y se ordenen las deudas, en la medida de las posibilidades destinar un monto mayor al pago de la deuda para liquidarla en el menor tiempo posible, aplicando esta estrategia para cada uno de los compromisos contraídos.

Finalmente, todos los expertos mencionan que una vez que se haya mejorado la situación financiera de la familia, no se debe caer en la misma situación, por lo que el mejor remedio es prevenir no exceder los gastos con respecto a los ingresos, y esto llevará a una mejor condición económica en el largo plazo.

tcm

 

– EL UNIVERSAL-

Comments

comments