Home » Competitividad » ¿Cuándo buscar trabajo en el extranjero?

¿Cuándo buscar trabajo en el extranjero?

trabajo en el extranjeroEn un mundo globalizado como el actual, no es de extrañar que surja la posibilidad de irse a trabajar a otro país. ¿Qué ocurre cuando se tiene una familia, cómo saber si el emigrar es mejor alternativa de todas y de qué modo enfrentar el tema con madurez?

1.- Determinar cuál es la prioridad
Hay interrogantes que hay que plantearse como por ejemplo: “Por qué motivo nos estamos inclinando por irnos a un país extranjero?
Qué no estamos encontrando en nuestro entorno, para que tengamos que decidirnos por una opción tan extrema, qué estamos dejando atrás, cuáles son los riesgos y qué podemos perder y ganar si seguimos adelante con esta idea de comenzar de cero en otro país desconocido”?, sostiene el licenciado en relaciones laborales, el español Luis Alberto Pedroso.

2.- Informarse debidamente
“Es imprescindible tener toda la información posible para hacer la mejor de las decisiones.

Entre lo que hay que saber es preciso preguntar todo acerca de cómo obtener legalidad en el extranjero, qué trámites se deben hacer, qué documentación se necesita presentar, si es preciso homologar un título y qué ocurre si hay mujer e hijos y toda la familia quiere trasladarse.

Más allá de la cuestión económica hay información que es muy importante saber de antemano. Es fundamental poder viajar antes de la firma del contrato para saber cómo será el lugar de trabajo, conocer a la gente y también el país, la ciudad en la que se estará y tener una idea de las costumbres y el clima ya que todo el conjunto de impresiones harán que la persona tome una decisión u otra”, detalla el experto.

3.- Hablar con sinceridad con la familia
“Trasladarse al extranjero es una de las experiencias más interesantes a nivel de crecimiento profesional, pero también puede ser muy traumático, sobre todo para el resto de los integrantes del grupo familiar que están adaptados y contentos en su sitio.

No es fácil ni justo que todos tengan que modificar lo que han conseguido para el bien de otra persona. Sin embargo, en muchas oportunidades, la decisión se toma en conjunto y se sopesan las ventajas y las desventajas.

En la mayoría de los casos, el factor económico es clave y si se está muy mal en el país de origen, y se tiene la posibilidad de mejorar en otro sitio, la decisión será dolorosa a nivel emocional, pero provechosa a nivel económico”, determina el profesional.

Si la oferta de trabajo es muy positiva, “lo que se recomienda en estos casos es hacer el cambio de modo paulatino. La persona debe viajar primero sola, ver cómo es la vida en el nuevo sitio y terminar de definir todo.

Es conveniente tomarse el tiempo necesario para analizar muy bien el tema ya que si se tiene una familia detrás hay mucha responsabilidad en juego. Se trata de armar una nueva vida, buscar colegios, tolerar el tiempo de adaptación de los hijos, los cambios de idioma, de costumbres y de clima”, explica el experto.
Si se está buscando una oportunidad laboral en el extranjero:

1.- Lo primero es estudiar un segundo y tercer idioma

2.- Profundizar los estudios que se tengan y así potenciar la experiencia en el sector profesional en el que se desarrollen las actividades diarias.

3.- Visitar las embajadas y asistir a todo tipo de conferencias o cursos en donde se pueda reunir información sobre el empleo en el exterior.

Informarse debidamente sobre la necesidad de personal que se está teniendo en otros sitios del mundo y que puedan adaptarse a lo que uno tenga para ofrecer.

Comments

comments