Home » Competitividad » Conseguir trabajo: pruebas psicotécnicas y emocionales

Conseguir trabajo: pruebas psicotécnicas y emocionales

conseguir trabajoCuando se recibe una oferta de trabajo o la aceptación de un curriculum, lo más frecuente es que tengas que realizar varias pruebas de aptitudes (lo que se denomina una batería de tests), alguna prueba profesional y una prueba de personalidad.

Los Tests Psicotécnicos en ocasiones se realizan en grupos. En este caso, olvídate de los demás. Céntrate en tu trabajo y en hacerlo lo mejor posible.

¿Qué hay que saber de los tests psicotécnicos?

Se trata de una serie de pruebas diseñadas para apreciar aptitudes o capacidades, por un lado y rasgos de personalidad, intereses, valores personales, etc, por otro. Son dos tipos de pruebas a las que es preciso enfrentarse de manera diferente.

Estos son algunos tipos de pruebas psicotécnicos frecuentes en procesos de selección de personal: Inteligencia general, Capacidad de abstracción – razonamiento abstracto,  Manejo aritmético – razonamiento numérico, Capacidad para resolver problemas, mecánicos y espaciales, Fluidez y razonamiento verbal, Resistencia a la fatiga y Aptitudes administrativas .

En Cuanto a los Tests de Personalidad, tratan de conocer rasgos de tu forma de ser, de tu carácter, acordes con el perfil del puesto: introvertido o extrovertido, afable o huraño, dinámico o conservador, optimista o pesimista, con iniciativa o sumiso, impulsivo o moderado, etc.

En los tests de personalidad no respondas a las cuestiones tratando de dar una imagen muy alejada de ti. Ten en cuenta que hay preguntas que buscan tu grado de sinceridad. Las contestaciones no son ni buenas ni malas, simplemente reflejan tu forma de pensar o actuar ante determinadas situaciones.

Las Pruebas Profesionales, tratan de evaluar el grado de destreza y conocimientos técnicos y prácticos que tienes relacionados con el puesto de trabajo.

Es importante que a la hora de presentarte a la realización de pruebas: · Acudas relajado, descansado y sin problemas de sueño. Es necesario un buen nivel de alerta, pero no una ansiedad excesiva. · Leer muy bien y/o escuchar atentamente las instrucciones hasta estar seguros de haberlas entendido. No comiences sin haber entendido perfectamente el ejercicio. · Evitar los pensamientos negativos ante la tarea que tienes por delante. Céntrate en cada paso. · Contestar primero las preguntas de las que estés seguro y volver al final sobre las dudosas, si el tiempo te lo permite. · En las pruebas de velocidad, contestar el mayor número posible de cuestiones. No te obsesiones con el tiempo ni estés mirando al reloj constantemente.

¿Qué puede decirme de su anterior trabajo?

Cuando uno consigue una entrevista laboral, siempre se siente excitado por conseguir ese empleo que tanto deseó. Pero un error común es no saber lo qué decir, sobre todo cuando nos preguntan sobre nuestro trabajo anterior… o sobre nuestro antiguo jefe.

 ¿Cómo evitar caer en la trampa de los entrevistadores?

  1. Considere por adelantado lo que dirá durante la entrevista. Si el trabajo le parecía excelente no se muestre muy interesado, hable en tono neutro. Si el trabajo le parece horrible también hable en un tono bajo.
  2. Sea discreto. Hablar mal de su jefe o trabajo anterior puede caer mal en su futuro empleador, ya que pensará que usted dirá lo mismo de él en un futuro.
  3. Recuerde ser veraz. Si su futuro empleador llama a su antiguo trabajo para pedir referencias suyas, usted tiene que estar preparado para saber las respuestas. No mienta.
  4. Trate de no evocar algo malo que le haya sucedido en el pasado. Si llega a quedar expuesto durante la entrevista, hable directamente y con la pura verdad acerca de ese acontecimiento, no trate de evadirlo.
  5. Acepte la responsabilidad de cualquier experiencia laboral mala que haya tenido en el pasado. Trasforme lo negativo en positivo.

6. Evite hablar demasiado sobre las malas experiencias. Los entrevistadores sólo quieren saber los hechos, no los detalles escabrosos de esas experiencias.

Comments

comments