Home » Competitividad » Cómo superar la fobia al día lunes

Cómo superar la fobia al día lunes

fobia al lunesLlega el domingo y quienes se angustian por pensar que falta poco para la llegada de la semana no pueden controlar la ansiedad y la tristeza.

“Entre los síntomas que caracterizan al síndrome del día lunes, podemos mencionar angustia, insomnio y estrés”, determina la psicóloga española Susana García Freire.

¿Dónde tendría su origen la fobia del lunes?
“Puede tener su comienzo en la infancia. Si nos retrotraemos a esa etapa de la vida, tal vez podamos advertir esa sensación de angustia que se sentía cuando se debía terminar la tarea para asistir a la escuela el día lunes.

Si esta especie de ansiedad se disipa el lunes a la mañana no podríamos estar hablando de una fobia sino de una ansiedad que también sería conveniente tratar”, explica la profesional.

Si el sentimiento negativo es muy intenso, “hay que poder descifrar qué es lo que provoca el malestar. Tal vez un trabajo que no cumple las expectativas, una mala relación entre compañeros, inseguridad en las tareas que hay que desarrollar o un rotundo mal desempeño”, manifiesta la especialista.

Algunas sugerencias para combatir la fobia al lunes

1.- Intentar planificar un lunes agradable. Si es posible, quedar con alguien a comer o planear una actividad especial que pueda producir placer y una sensación agradable.

El recuerdo ayudará para no sentir la misma angustia el domingo siguiente y el lunes durante toda la jornada. “Es importante poder salir de la rutina y relajarse al final del día en un spa, gimnasio, acudir a la piscina o hacer cualquier otra cosa de la que se pueda disfrutar”, destaca la experta.

2.- Apoyarse en la familia o amigos. “Lo más importante es poder superar la tristeza que se origina los días domingo y lunes.
Relajar la mente y poder solicitar ayuda es de vital importancia ya que estar a solas es contraproducente cuando se está atravesando un estado de angustia o fobia”, expresa la psicóloga.

3.- Si no hay nada que alivia el dolor, el estrés y las preocupaciones, es tiempo de pedir ayuda profesional. Es la mejor manera de poder diagnosticar con certeza y comenzar el tratamiento más indicado según sea el caso.

Retomar la rutina puede provocar pereza o desgano, pero a medida que transcurre la jornada esta sensación debe desaparecer.
La mejor manera de enfrentar esta situación y no dejarse llevar por los pensamientos negativos, es afrontar el lunes con madurez y responsabilidad

Comments

comments