Home » Competitividad » Cómo sacarle partido a un aumento de sueldo inesperado

Cómo sacarle partido a un aumento de sueldo inesperado

aumento de sueldoCuando uno recibe un aumento de sueldo o una comisión inesperada, el primer impulso -muy humano- puede ser el de gastar, gastar, gastar. ¿Pero cuál es la mejor manera de emplearlo?

En los últimos tres años, Jill Jacinto, de 29 años, ha visto cómo su sueldo se ha multiplicado por dos. Pero Jacinto no optó por gastar todo el dinero extra en lujos personales, por muy tentador que esto le resultara.

“Al recibir el dinero se te ponen los ojos como platos y piensas en qué gastártelo”, dice Jacinto, que trabaja como directora asociada de WORKS by Nicole Williams, una web profesional y de estilo de vida para mujeres. “Pero, en realidad, siempre he sido una ahorradora”, explica.

Primero, usó el dinero extra para abrir una cuenta para la jubilación. Ahora contribuye al máximo cada año. Como no tenía deudas, dedicó el dinero a cuestiones menos urgentes, como trasladarse a un apartamento situado en un mejor vecindario de Nueva York y comprar ropa de trabajo. Solo una vez que había cubierto lo básico, se permitió el capricho de utilizar el dinero que le sobraba para hacer varios viajes.

Es difícil decidir cómo utilizar el dinero de un aumento, sea éste grande o pequeño. Pero algunas decisiones son más inteligentes que otras.

Control sobre todo

En primer lugar, necesitas auto-control para no caer en lujos innecesarios, y disciplina para tomar decisiones financieras inteligentes sobre tus nuevos ingresos y cómo mantenerte fiel a tus planes. La mayoría de la gente no recibe avisos de que le van a subir el sueldo. Un día estás ganando X y al día siguiente estás ganando Y.

Sobre todo, no debes hacer planes con la idea de que recibirás un aumento si todavía no estás ganando ese dinero. Separa un 10% de tus nuevos ingresos para un pequeño gusto, pero sé inteligente con el resto.

“A los clientes, les digo con frecuencia que si han trabajado duro y han conseguido un ascenso o un aumento de sueldo, deben darse una recompensa”, dice Brett Evans, director ejecutivo de Atlas Wealth Management en Southport, Australia. “Sean unas vacaciones o un traje nuevo, algo que te sirva como palamadita en la espalda”, añade.

Deudas primero

No tires la casa por la ventana con las compras si debes dinero, sobre todo si son gastos de tarjetas de crédito o préstamos estudiantiles.

“Pagar deudas al consumo es lo primero que haría con el dinero”, dice Shannon Lee Simmons, experta de planificación financiera de Simmons Financial Planning, en Toronto. “Las deudas son muy caras”, añade.

Puedes utilizar el enfoque de la “bola de nieve”, es decir, pagar primero la deuda más pequeña y luego el siguiente préstamo más pequeño. De esta manera, vas ganando impulso financiero y psicológico, eliminando una deuda de cada vez.

Guardar para la época de las vacas flacas

¿Estás preparado en caso de que tú o tu pareja pierdan el trabajo mañana, o si tienes que hacer frente a un gran pago repentino? Deberías separar en una cuenta una cantidad equivalente para cubrir tus gastos de entre tres y seis meses. Utiliza tus nuevos ingresos para esto hasta que alcances una cobertura adecuada.

Según dónde vivas, es posible que estés muy mal preparado para afrontar la última parte de tu vida si no tienes dinero. Si no estás poniendo lo máximo en tu cuenta para la jubilación, aumenta tu contribución a ella.

“Aunque no te hayas quedado atrás en las contribuciones, es difícil, sino imposible, ahorrar demasiado para la jubilación”, dice Brian Frederick, experto en planificación financiera de Stillwater Financial Planners en Arizona, Estados Unidos.

Objetivos de largo plazo

Seguro que tienes otros objetivos en tu vida, como que tus hijos vayan a la universidad, o comprar una casa más grande o un lugar para pasar las vacaciones. Ahora es el momento para redoblar tus esfuerzos para ahorrar para estos objetivos.

“Si tu nuevo puesto no te obliga a aumentar tus gastos, deberías poder dedicar al menos el 60% o el 70% del aumento salarial a tus objetivos de ahorro”, dice Evans.

En algunos países, los impuestos que pagas se ajustan automáticamente al aumento de sueldo, pero debes tener en cuenta que puedes perder algunas deducciones si están ligadas a tu renta.

Y no te olvides de actualizar tu currículo. Aunque acabes de conseguir un trabajo nuevo que te encanta, o un buen ascenso, nunca sabes cuándo va a llegar la siguiente oportunidad.

“El mejor momento para actualizar tu CV no es cuando buscas trabajo, sino cuando vas consiguiendo nuevos objetivos”, dice Frederick. “De esta forma, estarás preparado cuando aparezcan nuevas oportunidades”.

Comments

comments