Home » Competitividad » Cómo forjar tu imagen profesional

Cómo forjar tu imagen profesional

imagen profesionalNo solo hay que ser, sino también parecer. Sobre todo en el mundo de los negocios y la carrera profesional, como sabe cualquier gerente de marketing (o de recursos humanos). Guía paso a paso

Esto va más allá de limitar quién puede ver las fotos que no lo favorecen en las que usted está  etiquetado.

Usted ha oído que la percepción es la realidad, ¿no? Bueno, eso es especialmente cierto cuando se trata de asuntos laborales.

Una de las lecciones más difíciles de aprender para los profesionales es que el trabajo es, en última instancia, una forma de actuación.

Sí, es cierto, usted realmente tiene que cumplir sus tareas. Usted tiene que producir los resultados, el progreso, lo que sea que usted deba hacer.

Pero también tiene que actuar el papel de una persona que hace su trabajo, y si no actúa ese papel como corresponde, no estará alcanzando su verdadero potencial.

La forma en que la gente lo percibe en su lugar de trabajo es producto de su apariencia, su actitud y sus habilidades de comunicación, además de su rendimiento.

Cuando usted es el empleado nuevo, tiene la oportunidad única de construir su imagen profesional desde cero, lo que le permite corregir sus defectos y presentarle al mundo profesional al hombre que desea ser.

Construyendo su imagen profesional, usted le dará a los demás razones para que crean en usted y tengan confianza en sus capacidades.

Para ello, le ofrecemos los siguientes consejos, en un esfuerzo por ayudarlo a construir su imagen profesional, un perfil que le dé a los demás una percepción positiva de usted y de sus habilidades.

Limpie su imagen virtual

No permita que su perfil de Twitter o Facebook empañen su imagen. Por un lado, sus intereses reales y sus pasiones pueden ser un activo valioso.

Por otro lado, sus desvaríos políticos sin sentido pueden ser una desventaja. Haga un uso racional de la configuración de privacidad de Facebook, y considere cuidadosamente las consecuencias antes de twittear.

Por supuesto, su vida fuera del trabajo es privada. A menos que usted haya firmado algún contrato jurídicamente vinculante que regule su comportamiento fuera de la oficina, nadie puede decirle cómo actuar o cómo pensar.

Sin embargo, si alguien realiza un juicio negativo sobre usted basándose en su blog, esto resultaría negativo para su imagen.

Nadie le negará un ascenso y lo justificará en base a sus mensajes de Facebook, en cambio, simplemente le negarán el ascenso sin decirle una palabra.

El punto es que no usted no sabe que comentarios podrían ser contraproducentes, por lo que es mejor limpiar un poco su imagen virtual por si acaso.

Pague el derecho de piso

Pocas actitudes resultan más desagradables en una empresa que el joven presuntuoso que piensa que su título universitario le da derecho a ascender rápidamente en la escala laboral, y que eso le permite pasar por alto todos los obstáculos que los demás deben enfrentar.

A su manera, la oficina es una fraternidad con varios ritos. Soportarlos es necesario y esquivarlos es considerado algo inaceptable.

En otras palabras: gánese todo lo que obtenga. Si usted quiere construir su imagen profesional, respete las tradiciones de la empresa y muestre voluntad y gratitud por todas las oportunidades, sin importar qué tan pequeñas o triviales puedan parecer.

Tenga un discurso de ascensor preparado

Un “discurso del ascensor” es un discurso breve que explica quién es usted y resume de manera sucinta sus objetivos. Este discurso puede resultarle útil a la hora de construir su imagen profesional.

En realidad, su discurso de ascensor puede incluir cualquier cosa, pero debe expresarlo de manera informal y cordial.

El objetivo de tener un discurso de ascensor es simple: si usted de repente se encuentra en presencia de un superior, alguien que puede marcar una diferencia en su carrera, y logran entablar una conversación casual, tener un discurso armado le permitirá dar una respuesta adecuada y no una llena de “um” y “eee…”

Es una oportunidad que se presenta pocas veces, pero cuando sucede, usted debe estar preparado.

Júntese con las personas adecuadas

A través de nuestras percepciones, solemos juzgar a la gente en base a con quiénes se juntan. Como la mayoría de las percepciones, ésta puede ocurrir a nivel subconsciente, sin que uno se dé cuenta plenamente de las conclusiones que saca.

Esto no importa, estas percepciones pueden influir en su imagen profesional. Por lo tanto, piense con quien pasa el tiempo en el trabajo, y con quién suele estar cuando suceden cosas importantes.

Intente establecer buenas relaciones con los líderes (la gente importante) lo que hacer mejorar su imagen por asociación.
A menudo, muchas personas no notan lo inaccesibles que parecen hasta que alguien se los señala. Usted puede caminar rápidamente y mirando hacia abajo, y esto no tiene nada de malo.

Sin embargo, si lo hace, los demás pueden tomarlo como que no desea saludar a quienes se crucen con usted.

Como resultado, esto puede hacerlo quedar como una persona enojada o con un mal humor constante, en una palabra: inaccesible.

Basta con levantar un poco la cabeza y hacer contacto visual con las personas que usted no conoce, y esto puede romper algunas barreras entre las personas y crear nuevas oportunidades.

Para ello, construir su imagen profesional sin miedo de acercarse a los demás, independientemente de su percepción inicial sobre ellos.

Si lo hace, esto puede generarle una reputación de persona accesible y agradable, al que la gente puede acudir cuando necesitan algo.

Resérvese su información personal

Algunas personas no necesitan este consejo, ya que naturalmente que divulgan muy poca información personal a quienes no conocen demasiado bien. Pero esto no es así con otras personas.

Reservarse su vida personal para usted mismo significa no divulgar los detalles de su fin de semana salvaje de sexo y alcohol.

Significa omitir los comentarios sobre lo rara que es su familia y lo loca que está su novia. Si usted cree que estas historias le ayudarán a desarrollar su imagen de extrovertido y amigable, piénselo otra vez.

En todo caso, usted será juzgado como una persona sin discreción, a alguien que no se le puede confiar información importante de la empresa.

En última instancia, al no revelar su información personal, usted podrá construir una imagen profesional confiable y con criterio, justo el tipo de persona que los jefes aprecian.

Exprese sus ideas en términos fuertes

Las personas desarrollarán una mayor fe en usted si puede expresar sus ideas en un lenguaje optimista y seguro. Esto transmite confianza, y los demás sentirán que usted no tiene miedo de expresarse, incluso a riesgo de equivocarse.

Por lo tanto, esfuércese por eliminar de su lenguaje los términos que ponen en duda sus propios dichos incluso antes de expresarlos, como por ejemplo “esta sea probablemente una idea tonta, pero…” o “Dudo que esto funcione, pero…”.

En lugar de esto, diga “¿por qué no…” o “Una buena idea sería…”

Los cambios que usted realice en su forma de expresar sus ideas no va a tener un gran impacto, pero será mucho más eficaz que utilizar frases dubitativas que no inspiran a nadie.

Es ingenuo pensar que todo lo que importa en esta etapa de su carrera es su rendimiento, y puede resultar dañino actuar de acuerdo con esta idea.

Cuanto más pronto abandone esta ilusión y acepte que la percepción puede ser tan importante como los resultados, más rápido logrará el éxito.

Comments

comments