Home » Competitividad » Cómo escoger entre dos ofertas laborales

Cómo escoger entre dos ofertas laborales

En determinadas situaciones, es probable que nos enfrentemos a la decisión de tener que elegir entre dos trabajos posibles. ¿Se debe tener en cuenta la remuneración, la posibilidad de ascenso o el prestigio de las empresas que requieren de nuestros servicios?

Muchas personas sienten que el factor preponderante a la hora de decantarse por una u otra oportunidad laboral es el sueldo.

Sin embargo, basar la decisión solamente en la remuneración que se percibirá mes a mes puede ser una importante equivocación.

“Un futuro empleado debe analizar muchos aspectos que no tienen que ver con el dinero en sí, aunque todos trabajamos para subsistir, es necesario tener una visión más amplia y profesional.

Hay que considerar cuál de las empresas que nos están ofreciendo un puesto tiene mayor proyección, dónde tendremos más futuro de progresar y crecer”, comenta la Licenciada en Recursos Humanos, la española Milagros Trench.

El sueldo no siempre asegura la felicidad. Es bastante frecuente ver a empleados con una suculenta nómina que son infelices y que no resisten en su puesto más de algunos meses.

La tensión es muy grande, la frustración y la necesidad de cambio comienzan a evidenciarse y tarde o temprano la renuncia o el despido llegan. Hay que tener la mente fría y decidir muy bien.

También hay que pensar que un sueldo puede aumentar a medida que vamos adquiriendo años de experiencia, por eso lo importante es reflexionar acerca del posicionamiento de la empresa y proyectarnos a nosotros mismos dentro de ella en algunos años”, destaca la profesional.
1.- Antes de tomar una decisión, dedicarse a recabar información de las empresas que están ofreciendo un puesto laboral. Indagar sobre posicionamiento, trayectoria, opinión de los clientes y toda aquella información que pueda ayudar a determinar si es una empresa en crecimiento con las puertas abiertas al futuro.

2.- Comparar muy bien ambas empresas. Destacar las virtudes y los defectos de cada una para ayudar a tomar una determinación. “Una vez que se conoce cada institución a fondo, inevitablemente se impone una comparación entre ambas”, revela la Licenciada Trench.

3.- Explorar las propias necesidades y determinar si realmente el cargo ofrecido es el que queremos, si se tiene la capacidad para desarrollarlo, si se dispone del perfil que se está solicitando.

Lo principal al hacer una elección es estar contento con ella y limitarse a seguir los propios valores de cada uno. La satisfacción personal es tan importante como la laboral. Éstas deben ir unidas para que la integración al trabajo sea plena y el rendimiento sea el adecuado”, finaliza diciendo la experta.

Algunas preguntas que pueden tenerse en cuenta y que ayudan a decantarse por una oferta u otra:

1.- ¿Es el empleo desafiante?

2.- ¿Existe oportunidad de crecimiento?

3.- ¿Los beneficios son buenos?

4.- ¿Puedo combinar el trabajo con mi vida personal?

5.- ¿Los objetivos a alcanzar son claros?

6.- ¿La remuneración se adapta a mis expectativas y necesidades?

 

Comments

comments