Home » Competitividad » Cómo encontrar un trabajo digno con un sueldo decente

Cómo encontrar un trabajo digno con un sueldo decente

FI0027Si todo evoluciona en el mundo, ¿por qué no habrían de hacerlo las técnicas de búsqueda de empleo?

En la actualidad, con lo competitivo del mercado laboral, conseguirán destacarse primero aquellos que apliquen técnicas novedosas a los métodos tradicionales de búsqueda de empleo.

En cualquier caso, es bueno destacar que algunas de las nuevas ideas de la historia no son en realidad tan nuevas.

¿Que qué quiero decir? Que muchas ideas no son más que el resultado de la observación y de la aplicación de un antiguo concepto a un nuevo contexto.

Por ejemplo, si bien el velero fue inventado oficialmente en 1948, es en realidad una idea sin edad de la naturaleza; los pequeños ganchillos de la flor de cardo puestos en un nuevo contexto.

Otro ejemplo: la primera ventanilla de auto-servicio fue abierta en el Exchange National Bank de Chicago en 1946. No obstante, fue McDonald’s en 1975 que puso esta idea millonaria en otro contexto al crear el primer AutoMac.

Bien podrías estar preguntándote acerca del significado de todo esto para tu búsqueda laboral.

Las grandes ideas están todas dando vueltas. Sólo es cuestión de percibirlas y aplicarlas a tu nueva búsqueda laboral.

Cuando lo hagas, no tendrás —literalmente— competencia por parte de los otros postulantes o buscadores de empleo, quienes pasarán sus días navegando la Web y enviando currículos.

Quiero encontrar trabajo, ergo planifico

Estas son tres ideas de las muchas —muchísimas— que puedes adaptar a tu búsqueda de empleo:

Planificación estratégica

¿Qué es la planificación estratégica? Es simplemente elegir la mejor forma de alcanzar tus objetivos. ¿Aún no está claro?

Lo haces cada vez que manejas a algún destino vacacional —eliges la mejor forma (el mejor camino) para alcanzar tu objetivo (tu destino)—.

Así, también, cada una de las empresas más importantes del mundo disponen de la planificación estratégica para alcanzar sus objetivos de rentabilidad.

En consecuencia, ¿por qué no usar la planificación para alcanzar tus objetivos de búsqueda laboral? Es fácil de hacer…

Simplemente escribe en un papel el trabajo que deseas, la fecha para la cuál deseas conseguirlo, y lo que piensas hacer para conseguirlo. Eso es. Felicitaciones.

Bien, ahora aventajas al 90% de todos los que están buscando trabajo —quienes no tienen objetivos claros ni caminos a seguir para alcanzarlos ni forma de monitorear su progreso—. Ahora tú sí puedes hacerlo.

Cartas de venta

Puedes aprender muchas cosas de esas cartas de venta que llegan a tu casilla de correo a diario.

Las empresas que usan correo directo para vender tarjetas de créditos (por ejemplo) gastan entre seis y siete cifras en investigación para encontrar las palabras adecuadas para cada una de sus cartas.

Por lo tanto, y dado que tu carta de presentación es verdaderamente una carta de ventas, ¿por qué no pedir prestadas algunas ideas al correo basura para escribir una buena carta y conseguir ser llamado para una entrevista?

Estas son algunas ideas para que comiences a aplicar:

  • Encabeza      la carta con el nombre de quien debe leerla (nunca uses “Estimados Señores”      y frases por el estilo).
  • Utiliza      un lenguaje claro y cotidiano (la mayoría de las cartas no lo hacen).
  • Termina      con una incitación a la acción (“puede llamarme en cualquier momento al      3534542342342 para…”).
  • Incluye      una posdata al final de la carta para resaltar el punto más importante de      la misma (ya que las posdatas siempre son leídas).

Citas

¿Qué tiene que ver encontrar pareja con encontrar el trabajo adecuado? Pues mucho, a decir verdad.

Dado que el mundo de la búsqueda laboral es similar al mundo de las citas: todo pasa por conocer a la persona adecuada y agradarle.

En consecuencia, ¿qué puede haber de malo en pedir prestados algunos tips para citas?

Simplemente escribe en en Plenitud “cómo conseguir un hombre” o “cómo enamorar a una mujer” y encontrarás cientos de ideas con la capacidad de ser aplicadas a tu búsqueda laboral.

A continuación, una breve lista de consejos que pueden servirte:

  • Las      parejas ideales pueden encontrarse en cualquier parte (al igual que los      empleadores). Expande tus opciones estando mentalmente abierto en todo      momento a conocer a alguien especial.
  • Intenta siempre comprender el punto de vista de la otra persona (en este caso, el empleador) ¿Qué es lo que quiere verdaderamente? ¿A qué le teme?
  • Inacción      = resultados nulos. Nunca esperes al otro lado del teléfono. Sal y busca      el contacto persona a persona.
  • Nunca      subestimes el valor de una sonrisa.
  • Cuando      alguien no te quiere (hombre, mujer, o empleador) no quiere decir que hay      algo malo contigo. Simplemente pasa al siguiente candidato en tu lista y      continúa apostando.

En resumen, estas nuevas ideas capaces de transformar tu búsqueda laboral están allí afuera.

Podrías encontrarlas en la naturaleza (como en la flor de cardos), en un libro sobre citas, o en cualquier otro lugar.

En cualquier caso, no lo sabrás hasta que abras tus ojos y comiences a mirar en forma creativa.

Comments

comments