Home » Competitividad » Aprenda “financiamiento creativo”

Aprenda “financiamiento creativo”

financiamiento creativoCuando las cuentas no cierran, es fundamental lograr un financiamiento que nos permita mantener nuestro estilo de vida, hasta que logremos obtener otro tipo de ingresos.

Pocos son los que piden prestamos personales en los bancos, ya que creen más cómodo y útil usar sus tarjetas de crédito o cuentas en descubierto. Sin embargo, esto último continúa siendo más de lo mismo: cuentas abultadas a fin de mes, e intereses exponenciales complicados de saldar.

Lo cierto es que la forma de financiar cualquier déficit hogareño, o emprendimiento propio, es mucho más fácil de lo que se cree, si se logra utilizar toda la creatividad. A esto lo denominamos un “financiamiento creativo”.

En primer lugar, deberá fijar un presupuesto, es decir estimar aproximadamente la cantidad de dinero que cree que necesitará. Una vez que tenga esos números, será hora de mirar a su alrededor, para saber qué es lo que usted tiene, que le pueda hacer ganar ese mismo dinero.

Si posee un jardín, mire alrededor del mismo: ¿tiene árboles frutales? ¿Por qué no recoger esas frutas y dirigirse a venderlas? ¿No los tiene?

¿Por qué no plantarlos? Entre otras cosas del mismo parque, también podría vender la madera de sus troncos, el mismo césped parcelado, o flores que allí plante. Es posible que se pregunte si esto último puede bajar el valor de su propiedad… la respuesta es que no en el futuro, cuando todo se reponga. Mientras tanto, habrá logrado sumar unos billetes a su bolsillo.

¿Qué otras cosas tiene de las que esté dispuesto a liberarse? ¿Antigüedades? ¿Monedas raras? ¿Libros? ¿Una pileta de goma que sus hijos ya no usan? ¿Un auto que se usa muy poco? ¿Programas de computadora usados, CDs, películas, videos, y ropas?

Enumérelos en una planilla, y luego revise los avisos clasificados de los diarios para conocer el precio de los mismos en el mercado de su ciudad. También puede usar Internet para ofrecerlos en venta, en sitios tales como www.ebay.comwww.mercadolibre.com o www.deremate.com.

Aquellos que sepan cocinar bien, no deberían descartar la posibilidad de preparar comidas para enviar a casas, oficinas, o bien venderlas en confiterías y bares.

Si tiene un viejo coche que no esté funcionando, podría vender muchas de sus autopartes, para lo cual deberá contactarse con un mecánico, que lo asesore en los precios y formas de venta.

Es increíble la cantidad de personas que pueden estar necesitando esas viejas piezas, (y lo que podrían pagar por ellas), sin dudas muy difíciles de conseguir en el mercado habitual de autopartes. Vendiendo estos repuestos, o las herramientas que no ha tocado en años, también podrá sumar unos dólares para su financiamiento.

Participar en concursos de premios, también podría ser una forma de lograr alguna suma de dinero. Si se toma el trabajo de escribir y mandar cartas a varios programas, y de quedarse viéndolos, sin dudas podrían aumentar mucho sus chances de ser convocado para un sorteo, del cual algún premio seguramente conseguirá.

Todo tiene un valor económico, y los ingresos pueden estar más próximos de lo que usted cree, sin necesidad de poner un esfuerzo demasiado grande en ellos. Las ideas originales, la iniciativa, y el ingenio, pueden ser mucho más útiles que el esfuerzo mismo, para lograr un financiamiento creativo.

Tómese un tiempo para evaluar todas las posibilidades que se encuentran a su alcance. Incluso el alquiler del garaje de su casa, podría traerle un ingreso con el que no había contado antes.

Cada moneda de cualquier denominación que guarde en una alcancía, podría transformarse al cabo de un tiempo en una buena fuente de ingreso. Recuerde las claves: saber evaluar bien con que se cuenta, utilizar toda su capacidad, y… ¡Ser muy creativos!

Comments

comments