Home » Competitividad » Anticipándose al despido

Anticipándose al despido

despido24Si usted vive solo y está preocupado por usted mismo, o bien si tiene una familia que cuidar, siga los siguientes sencillos consejos para lograr que sus finanzas puedan rendir al máximo, tanto si fue despedido como si teme un despido en un futuro cercano.

Cómo desarrollar un fondo de ahorros para emergencias

Puede ser difícil encontrar otro trabajo después de ser despedido. Sabiendo esto, es muy recomendable estar preparado para sostenerse por tres a seis meses después de un despido. Si usted teme empleo pero teme que un despido puede llegar a ocurrir en su futuro, siga algunas de las siguientes medidas para prepararse y ablandar el trance:

• En primer lugar, mire su situación particular. ¿Está usted en una compañía con prestigio? (con lo cual puede tener un buen currículum) ¿Está usted en una industria donde el empleo está en demanda? Saber la respuesta a esto le ayudará a estimar cuánto tiempo usted puede llegar a estar desempleado.

• Separe, dentro de lo posible, el dinero necesario para que usted pueda vivir sin mayores problemas por lo menos de 3 a 6 meses.

• Cree un plan de “liquidez”, basado en sus gastos mensuales, y después determine cuales son imprescindibles (ej. casa, alimento, seguros médicos) y cuales pueden ser suprimidos.

• Tome medidas hoy, mientras que tiene el trabajo, para reducir sus consumos discrecionales. Es mucho más fácil cortar gastos mientras todavía está empleado, que cuando está intentando encontrar un nuevo trabajo.

• Si usted tiene algún tipo de deudas con su tarjeta de crédito, debe intentar transferirlas a un crédito personal con tasas de interés más bajas. Es importante mantenerse al día en todos los pagos de las deudas para evitar los intereses más altos.

• Si usted está esperando una inyección de efectivo, como un aguinaldo o una devolución fiscal, tenga cuidado de no gastar ese dinero. En su lugar, conviértalo en dólares o euros o inviértalo en el mercado de valores.

Sobreviviendo financieramente después de un despido

Si un despido le ha tomado totalmente por sorpresa y usted no está lo suficientemente preparado, los siguientes son algunos pasos que puede llevar a cabo para sobrellevar el inesperado dolor de un desempleo:

• Haga solamente los pagos mínimos en las tarjetas de créditos, por 90 días.

• Si usted es propietario de su hogar, trate de conseguir un crédito personal por 90 días.

• Hable con sus acreedores y trate de diferir algunas cuotas o pagar menos mensualmente.

• Asegúrese de realizar todos los trámites necesarios para poder acceder a los beneficios públicos por desempleo.

• Asegúrese de mantener su seguro médico. Incluso aunque sea dificultoso pagar las cuentas, las consecuencias de no tener un seguro médico podrían ser financieramente devastadoras.

• Mantenga reservas de efectivo en un fondo del mercado de valores. Pero no comprometa todo su efectivo en inversiones a largo plazo o no líquidas (en títulos, sin efectivo).

• Evite, dentro de lo posible, cobrar una indemnización menor, fuera de las cifras de su plan de retiro.

• Corte los gastos de entretenimiento tanto como le sea posible, pero asegúrese de mantener ciertas distracciones para mantener una actitud positiva. Vaya al cine los días o funciones promocionales, de picnic, o a cenas en fast-food para ahorrar dinero.

• ¡Comience a buscar! Su trabajo ahora es encontrar un nuevo trabajo. Y no espere el trabajo “perfecto”. Un trabajo que le permita vivir mientras permanece en la búsqueda de uno mejor, será un buen comienzo para empezar a salir de la situación.

Viviendo con ingreso familiar único

Si usted o su pareja han perdido un trabajo y deben hacer una transición de dos ingresos familiares a uno solo, siga algunas de estas sugerencias que le ayudarán a hacer esta transición más soportable, mientras se enfrente a ingresos reducidos:

  • Si      usted tiene dos automóviles, venda una y reduzca sus gastos fijos.
  • Reduzca      sus declaraciones impositivas. Con un asalariado menos, es probable que      pueda ingresar en un plan de impuestos más bajo. Pídale a su contador que      le haga una proyección de impuestos de modo que usted pueda reducir estos      pagos. Y asegúrese de incluirse a usted o su pareja en los subsidios de      desempleo.
  • Financie      el crédito de su hogar para bajar sus cuotas o véndalo y alquile durante      un tiempo, invirtiendo el resto del dinero en un proyecto rentable. Lo      mejor sería lograr un crédito personal a baja tasa de interés, con seguro      de despido, antes de un despido (y antes de que usted lo necesite).

Comments

comments