Home » Consuma Responsabilidad » 10 consejos para conservar alimentos y evitar desperdicios

10 consejos para conservar alimentos y evitar desperdicios

A estas alturas de la economía no te conviene desperdiciar o dejar que tus alimentos caduquen antes de tiempo.

A nadie le gusta desperdiciar la comida, y menos en estos tiempos en que vivimos en un mundo en el que, según el último informe de las Naciones Unidas (ONU), una de cada ocho personas se está muriendo de hambre. En números netos, 868 millones de seres humanos no tienen nada para comer el día de hoy. Para México no hay nada distante de esas cifras, se estima que más de 11 millones de personas viven bajo el yugo de la pobreza extrema en el país, y por tanto, sufren hambre cada día de su existencia.

Gran parte de los alimentos se pierde en la recolección y transporte de frutas y verduras. Sin embargo, los consumidores también pueden hacer su parte para reducir estas estadísticas tan desalentadoras. De acuerdo con un informe publicado por la Institution of Mechanical Engineers, una organización que representa a los ingenieros mecánicos y que reúne a cien mil miembros en el Reino Unido, la mitad de los alimentos comprados en los Estados Unidos y Europa es tirada a la basura por los propios consumidores.

Es por esto que lograr que los alimentos duren más tiempo en casa almacenándolos de forma correcta, puede ser algo muy bueno. Echa un vistazo a 10 consejos para mantener los alimentos frescos y evitar el despilfarro:

10. Mantén los plátanos frescos por más tiempo, envolviéndolos en plástico.

La razón es muy simple: las bananas liberan gas etileno, que controla el pardeamiento enzimático y la maduración de la propia fruta y de cualquier otra próxima a ella. Gran parte del gas sale de la región que conecta a la banana con el racimo, conocida como vástago. Al envolverlo, se reduce la velocidad del proceso de maduración y, en consecuencia, la fruta no se estropea tan rápido. El proceso es exactamente el mismo que enrollar papaya en hojas de periódico para que demore más en madurar.

9. Congela las hierbas en aceite para preservarlas.

La congelación es siempre una buena manera de conservar los alimentos, pero rara vez pensamos en hacerlo con hierbas que se utilizan normalmente como condimento, tales como el perejil y el cebollino. Si congelas estas hierbas en aceite, te aseguras de tener una pequeña cantidad de aceite para cocinar la comida, además de las propias hierbas para condimentar.

8. Corta el envase de helado que estás comiendo para evitar quemarte con el hielo.

La sensación de ardor al tocar cualquier alimento que estaba en el congelador se debe a que el aire de un recipiente proporciona un lugar adecuado para que el hielo se adhiera. Tú puedes (y debes) librarte de ese espacio adicional al cortar el envase, y así, ya no tendrás que quemarte para conseguir aquellos restos del helado de hace unos días.

7. Almacena las papas con manzanas para evitar que germinen.

Al igual que los plátanos, las manzanas también liberan gas etileno. Esto hace que algunas frutas maduren más rápido, pero también evita que las patatas broten rápidamente.

6. Mantén los tomates boca abajo.

Cuando se almacena un tomate con el tallo hacia abajo (a temperatura ambiente, no en la nevera), esta posición impide que el aire y la humedad entren por el lugar dónde el fruto fue arranchado al momento de la cosecha. Esto extiende un poco su vida útil.

5. Guarda los limones en el refrigerador para mantenerlos jugosos.

Hay varias formas de almacenar los limones, pero después de probar varias de ellas, un famoso programa de cocina en la televisión estadounidense, llamado America’s Test Kitchen, llegó a la conclusión de que la mejor forma de conservación es almacenarlos en el refrigerador. Esto hace que permanezcan más jugosos y puede incluso agregar un poco más de longevidad si los almacenas en una bolsa de plástico.

4. Mantén el pan rebanado a temperatura ambiente, fuera de la nevera.

Parece que cada persona tiene una idea diferente sobre dónde almacenar el pan. La ciencia, sin embargo, sugiere que la mejor manera de ahorrar es a temperatura ambiente, es decir, fuera de la nevera. La razón es que la temperatura más baja de un refrigerador hace que el proceso de deshidratación se produzca más rápidamente.

3. Mantén las frutas más delicadas, como fresas y moras en una sola capa, para mantenerlas frescas.

Parece que la mayoría de las frutas delicadas – por ejemplo, las frutas rojas como las fresas, arándanos o frambuesas – se estropean muy rápidamente, ¿no es así? Una forma de mantenerlas frescas e ideales para el consumo durante más tiempo, es que las almacenes en una sola capa. Es decir, sacarlas de las bandejas en las que se comercializan normalmente (con varias capas de fruta, una encima de la otra) y distribuirlas en una sola capa en un recipiente adecuado. Esto evita que el jugo de la fruta se fugue y perjudique las capas a continuación.

2. Mantén la leche en el estante superior del refrigerador.

Esto es muy simple: en la mayoría de los refrigeradores, la plataforma superior tiene una temperatura más constante, porque ahí es donde está el termómetro. Por lo tanto, lo ideal es que se almacenan en este sitio los productos lácteos – Productos como el queso, la leche, el requesón, mantequilla, etc – , ya que son los alimentos más propensos a echarse a perder si no se mantiene a la temperatura adecuada.

1. Evita que la salsa de guacamole oscurezca añadiendo un poco de agua.

Decidiste hacer una noche mexicana en casa, pero acabaste sobrestimando el hambre de tus invitados y sobró guacamole, una delicatessen típica hecha a base de aguacate. Si lo dejas en la nevera durante la noche, la salsa tiende a presentar un color más marrón en la parte superior. Para evitar esto, agrega una capa delgada de agua sobre ella. El agua es una barrera contra el oxígeno y evita que se oscurezca la salsa.

Comments

comments

One comment

  1. Esta pasada semana se ha realizado una campaña por parte del MAGRAMA en toda España a este respecto. Creemos que todo esfuerzo en este sentido es positivo. Nosotros también nos hemos sumado a esta iniciativa, ofreciendo difusión de la campaña desde nuestra web: http://tamarcolectividades.com/reducir-desperdicio-de-alimentos/

    Se estima que el 33% de la producción mundial de alimentos se desperdicia al año. Y esa es una cifra intolerable, teniendo en cuenta la crisis alimentaria que desgraciadamente en la que viven muchas personas en el muchos países. Gracias por la información aportada y enhorabuena por el Blog, es muy interesante.